MASCOTAS

El truco casero para evitar que los gatos muerdan los muebles

Si el mobiliario del hogar se encuentra dañado por los arañazos de nuestro felino, te traemos una solución efectiva.

ESTILO DE VIDA

·
Gatos, Mascotas, Muebles.Foto: Pixabay

Los gatos representan una de las mascotas que menor cuidado demandan, debido a su cualidad de independencia. Es por ello que, habitualmente, sus dueños dejan una ventana abierta para que los felinos se marchen y regresen cuando quieran. Aunque en algunos casos, cuando son hogareños, hay que tomar ciertos recaudos debido a que arañan y dañan los muebles. Es por ello que te enseñaremos a algunos trucos para evitar que esto suceda.

En primer lugar, expertos en la materia recomiendan limpiar los muebles con productos enzimáticos o jabón neutro. Esto se debe a que las marcas olfativas inciden en la conducta de los gatos, por lo que sillones y mobiliarios se convierten en el lugar preferido para que los felinos se ubiquen cerca y posen sus garras. Mientras que si este truco no funciona, podrás emplear un protector de sofá o fundas para muebles.

Si después de implementar estas técnicas, el felino sigue arañando, lo mejor será que utilices un repelente para gatos sobre el sofá y los muebles. Además, deberás mantener siempre sus uñas en perfecto estado, trabajo que no solo consistirá en revisarlas cada tanto por si necesitan un corte, sino también en limarlas.

Por otro lado, una de las acciones que podemos desarrollar para evitar que las mascotas dañen el mobiliario de casa es colocar plástico, cinta adhesiva de doble cara, papel de lija o tapete de vinilo en los muebles o en el piso donde tu gato se pararía para arañar.

Foto: Pixabay

Mientras que la última medida que podremos tomar ante estas mascotas pasa por ofrecerle un entorno sin estrés, que no se aburra por su vida sedentaria o por pasar demasiado tiempo solo. Es que de acuerdo a distintos estudios, si los gatos están estresados arañar todos los muebles de la casa será una solución. A su vez, si ves al felino arañando el mobiliario, no lo regañes, redirige su conducta hacia el rascador para gatos y prémialo con caricias, palabras de ánimo, juegos o una golosina.

Foto: Pixabay