PANORAMA MODA

Aquellos que inspiran a Rocío Marfil

Rina Gitler es la fundadora de Alma, una organización que se dedica a ayudar a mujeres de bajos recursos con cáncer de mamá

ESTILO DE VIDA

·
CON EL FIN DE APOYAR. Ella es cirujana plástica, y a través de su fundación ha ayudado a cientos de mujeres que no pueden pagar una operación reconstructiva. Foto: Cortesía

La fortaleza de Rina Gitler se dibuja en su sonrisa, es franca, directa y certera.

Además, es consciente de la importancia que tiene el tiempo como activo principal de la vida.

Rina, que ha tenido que superar una enfermedad como el cáncer, sabe lo que son las segundas oportunidades.

Su empeño está enfocado en sacar adelante la Norma Oficial de Salud, que se trata de un proyecto de ley que busca que se pueda generalizar la realización de pruebas diagnósticas, de forma universal y gratuita, a todas las mujeres que han sufrido o que están en riesgo de padecer un cáncer de mama.

También lucha para que haya un compromiso estatal para incluir la cirugía reconstructiva en los presupuestos, y que se financien las prótesis mamarias.

Rina ha contado con diversos mentores y asesores que la ayudaron a crear hace 10 años la Fundación Alma, y posteriormente la publicación,  El Brasier de Mama, que pudo llegar a casi un millón de escolares, con el propósito de explicarles la importancia de la prevención y el cuidado personal de nuestro cuerpo.

Rina Gilter es consciente de que la educación es la base del desarrollo y del cambio, como ella comenta: hay que empezar por la casa, pero para ello la formación en la escuela debe enfocarse en valores como la equidad y el respeto.

Por otro lado, trabaja arduamente para que el sector público se comprometa tanto como algunas empresas privadas lo están.

Además es un ejemplo para sus dos hijas, a las cuales les ha dedicado su tiempo, pero además su gran ejemplo de mujer emprendedora, luchadora y perseverante en su objetivo de hacer las cosas bien y no sólo conseguirlas; como hace cuando sube a la cima de las montañas más altas del mundo, una vez arriba, aún quiere ir más lejos y tocar el cielo en forma de ayuda a los demás en el entorno de la salud, que sabe que es la prioridad fundamental de cualquier ser humano.

Así expresa su anhelo y su propósito mi querida Rina Gitler: “Ninguna vida es fácil y todos debemos esforzarnos por conseguir nuestros objetivos,yo me sentiré satisfecha cuando considere que mi trabajo en favor de la salud y el bienestar de las mujeres haya alcanzado ese nivel de compromiso general que nos permita estar en Mexico, a la altura de otros países en el mundo de primer nivel”.

Por Rocío Marfil

PAL