ESCAPADA H

Inversiones hoteleras, vienen grandes oportunidades para México en 2021

Carolina Lacerda, vicepresidenta del equipo de Hoteles y Hospitalidad de JLL en la oficina de México, nos habla de lo que viene para el turismo nacional y cómo están reaccionando las cadenas hoteleras

ESTILO DE VIDA

·
Foto: Cortesía

Con una recuperación relevante en 2021, México se posiciona como un destino atractivo para la inversión hotelera; Carolina Lacerda, vicepresidenta del equipo de Hoteles y Hospitalidad de JLL en la oficina de México, nos habla al respecto.

Foto: Cortesía

CAROLINA LACERDA VP DEL EQUIPO DE HOTELES Y HOSPITALIDAD EN JLL. "LA RESILIENCIA DE LA INDUSTRIA HA DADO FORMA A NUEVAS EXPERIENCIAS Y DEMANDA DE LOS CONSUMIDORES".

¿Cómo vislumbras al turismo nacional en 2021?

2020 fue un año complicado, todos los países cerraron fronteras, pero una de las ventajas de México fue que nunca cerró y con eso logró ser el único país que recibió turistas de diversos destinos. México hizo un buen trabajo a la hora de prepararse para el momento de reabrir, fue también uno de los primeros países en obtener algunas de las certificaciones sanitarias más importantes. Eso dio confianza a los turistas.

¿Va bien la recuperación?

Vemos una recuperación importante en los destinos vacacionales, mucho más rápida de lo que esperábamos. Por ejemplo, en Los Cabos, ahora mismo hay tarifas más altas que en 2019, pero con menor ocupación por las medidas sanitarias. Los pronósticos de recuperación son muy favorables.  

Claro que el sector de negocios va a tardar más en forjarse, ya que depende del viajero corporativo, de las empresas, y de sus reglas. Muchas empresas aún están muy renuentes a volver a viajar como se hacía antes. La demanda corporativa y de grupos es la que va a tardar más en recuperarse.

¿Existe confianza para que los hoteleros sigan invirtiendo?

Las cadenas están muy interesadas en seguir creciendo en México y hay muchísimos empresarios que están entusiasmados por invertir. En términos de desarrollo, la actividad es muy fuerte en los tres principales destinos vacacionales: Los Cabos, Cancún y Puerto Vallarta. La construcción sigue, se retrasó por temas de pandemia, pero sigue adelante. Ahora mismo se están abriendo hoteles y vienen nuevos el próximo año.

Claro que hubo cancelaciones de proyectos, pero fueron más en destinos urbanos, que dependen de la demanda industrial corporativa. Hay un momento positivo en términos de inversión hotelera. 

¿Va a cambiar la forma en la que se conciben los hoteles?

Debemos entender que un hotel es una inversión a largo plazo, no estamos hablando de cinco años, estamos hablando de 50.  Creo que sí habrá una preferencia a hoteles más abiertos en los que se pueda mantener la sana distancia, con más tecnología, para evitar contacto. 

La evolución estará marcada en términos de tecnología y en el enfoque de sustentabilidad. Energías renovables, uso consciente del agua, apoyo a las comunidades.

¿Crear experiencias será vital para los hoteles?

Sí. Este último año los huéspedes no quería salir del hotel, entonces, las experiencias tomaron relevancia. Crear actividades que se puedan hacer dentro del hotel será fundamental. Pueden ser culinarias, de sustentabilidad, de arte, incluso tener contacto con las comunidades cercanas, para entender mejor su cultura y tradición.

Por Miriam Lira

PAL