ESCAPADA H

La cara aventurera de Guanajuato

Más allá de la ciudad cultural, el estado se alza ante una extensa variedad de actividades de aventura que invitan a vencer los miedos y a disfrutar al máximo de la naturaleza

Foto: SHUTTERSTOCK y Cortesía
Escrito en ESTILO DE VIDA el

Rodeados de un ambiente colonial que llama a descubrir sus rincones y leyendas, Guanajuato nos da la bienvenida con sol que llena de vida nuestra piel y aire fresco.

En esta ocasión, nuestro espíritu intrépido espera desafiar al peligro y conquistar los miedos, motivando a nuestros pies para, literalmente, saltar al vacío entre cañadas y cerros.

Nuestro primer destino: el Parque de Aventura San Miguel –ubicado en el Libramiento José Manuel Zavala, Tres Cruces, San Miguel de Allende–, que nos recibe para poner a prueba nuestro valor.

El guía nos dio todas las indicaciones de seguridad, para luego subir a La Bestia, una antigua camioneta que nos trasladó a través de las 270 hectáreas que comprenden al parque, hasta llegar al Cañón del Águila Cola Roja. Primera batalla: un puente colgante de 150 metros de altura.

Dar el primer paso no es fácil, pero la adrenalina ayuda con la determinación para cruzar; con cada paso, el puente se tambalea, sin embargo, la sensación de libertad y el paisaje hacen que eso quede en segundo plano. Es imposible no distraerse con el vuelo que hacen las águilas, es tan cercano, que es un espectáculo sin igual.

El temor a las alturas se hace presente cuando el arnés se engancha a la tirolesa más grande del parque. Con 50 metros de longitud sobre el precipicio del cañón, puedes deslizarte de punta a punta, incluso de cabeza, si tu temple te lo permite. 

La aventura continúa sobre cuatro ruedas dentro de San Miguel de Allende. A bordo de cuatrimotos, hay dos opciones: recorrer las calles empedradas de San Miguel o desafiar el peligro en caminos de terracería. Optamos por ambos, comenzando por los paisajes coloniales de esta ciudad mística y terminando con los escenarios rurales de la zona.

Foto: SHUTTERSTOCK y Cortesía

VAQUERO POR UN DÍA

Los hermanos Morín fueron nuestros anfitriones en el Rancho Xotolar, donde la vida transcurre a un ritmo distinto; aquí, las preocupaciones citadinas se olvidan. Comenzamos con un desayuno con ingredientes tomados del campo, pero la estrella fue el delicioso queso elaborado en los establos del rancho, el cual, acompañado de una tortilla de maíz azul, hecha a mano, creó un manjar digno de cualquier rey, pese a su sencillez. Con la barriga llena y el corazón contento, nos dirigimos a conocer el proceso de elaboración del queso.

El temor por controlar un caballo surgió al montar uno de rancho, sin embargo, ante los primeros galopes descubres la nobleza de estos animales acostumbrados a tratar con jinetes poco experimentados; según lo decidas, puedes recorrer senderos y cañadas a trote lento o a todo galope.

DESPEDIDA CON RAPEL

El Cerro de la Bufa es imponente y colosal, con sus más de 3 mil metros de altura. Aquí la condición física es importante para alcanzar la cima; escalar los caminos sinuosos y fijarte por dónde pisas es medular para no tropezar; la recompensa es una vista panorámica de 360 grados de todo el estado.

Luego de disfrutar de la vista, las emociones extremas regresan a la hora de descender a rapel. Para los primerizos la instrucción es: “Colócate en el precipicio y deja caer tu cuerpo”, suena descabellado, pero una vez que, confiando en la seguridad que los aparatos te entregan, la experiencia es “sencilla”.

Así, llegamos al final de nuestra travesía por esta otra cara de Guanajuato, una que reta tus sentidos y eleva la adrenalina al tope. 

Foto: SHUTTERSTOCK y Cortesía

LUGAR PARA DISFRUTAR

Ubicado en la salida real a Querétaro se encuentra el restaurante Los Milagros, una terraza muy apacible donde puedes disfrutar de una de las vistas más hermosas de San Miguel de Allende y dar rienda suelta a las fotos, ya que el sitio es uno de los más instagrameables de la zona. La comida es excelente, una de nuestras recomendaciones es pedir sus molcajetes, son la especialidad de la casa. 

Foto: SHUTTERSTOCK y Cortesía

RODADA DE LEYENDA

Complementa tu viaje realizando ciclismo con Susana Ojeda, de Cacomixtle Ecoturismo, este lugar es ideal para familias aventureras. Se trata de un tour donde disfrutarás de las leyendas de marfil, antiguo Real de Minas de Santiago, y rememorarás los tiempos de bonanza, cuando las Haciendas de Beneficio producían hasta tres cuartas partes de la plata que se vendía alrededor del mundo. 

Foto: SHUTTERSTOCK y Cortesía

Descansa como los ángeles

En el hotel Imperio de Ángeles el lujo y comodidad no están peleados con el estilo, sus techos de ladrillo abovedados protegerán tus sueños, brindándote la energía necesaria para tu aventura. Sus 66 habitaciones, alberca, gimnasio y cocina, donde sirven platillos típicos mexicanos, harán que no quieras irte. Se ubica sobre la Carretera San Miguel-Celaya, en el Fraccionamiento Villa de los Frailes. 

Foto: SHUTTERSTOCK y Cortesía

Por Sergio Alejandro Sánchez

PAL