USA

¿Cansado TODO el tiempo? Este es el RARO padecimiento que llega con la PRIMAVERA; aquí los síntomas

La llegada de esta temporada es felicidad para muchos, pero un problema para otros

ESTILO DE VIDA

·
FOTO: Pixabay

Han pasado más de 10 días de que la temporada de primavera inició su periodo en varias zonas del mundo, pese a que es una causa de alegría y florecimiento, para muchas personas significa el inicio de fatiga extrema u otros padecimientos que afectan su vida diaria todo a causa de una estación del año.

Miles de personas en el mundo sufren con la llegada de la primavera de cansancio, ansiedad, dolor de cabeza y hasta disminución del deseo sexual. Esto se debe principalmente a un trastorno adaptativo que se conoce como "Astenia Primaveral" y que puede sufrirse por más de dos semanas.  

¿Qué es la astenia primaveral, el raro padecimiento de esta temporada?

La astenia primaveral es considerada un trastorno adaptativo, que al llegar la primavera más de la mitad de la población presenta alguno de los síntomas que se asocian con la astenia. Estos son:

  • Cansancio y somnolencia durante el día
  • Falta de energía
  • Alteraciones del sueño, especialmente dificultad para conciliarlo
  • Irritabilidad
  • Ansiedad
  • Pérdida del apetito
  • Cefaleas
  • Disminución de la libido
  • Problemas de concentración
  • Falta de motivación

Causas de la astenia primaveral

La astenia primaveral se debe fundamentalmente a la coincidencia de una serie de factores ambientales:  

  • El cambio de tiempo. Subida de las temperaturas y de la presión atmosférica
  • Aumento de las horas de luz diurna
  • El cambio horario (adelantar los relojes una hora)
  • La modificación de la rutina diaria (horarios de sueño y de comidas, aumento del tiempo de ocio, etc.)

Todas estas circunstancias alteran la regulación de los ritmos circadianos mediante un cambio en la secreción de determinadas hormonas: endorfinas, cortisol, melatonina, etc. Estas alteraciones hormonales ocasionan una alteración de los ritmos biológicos, que deben adaptarse a las nuevas condiciones ambientales, más exigentes en el consumo diario de energía. 

La astenia primaveral desaparece por sí sola en una o dos semanas, según cada persona.

ar