¿Qué tienen en común Zacatlán en Puebla y el Parque Hundido en la CDMX?

Zacatlán es uno de los pueblos mágicos del estado de Puebla y el Parque Hundido es una de las mejores opciones para escapar de la vida citadina en la capital del país

¿Qué tienen en común Zacatlán en Puebla y el Parque Hundido en la CDMX?
Ambos lugares cuentan con relojes monumentales, ubicados en sitios estratégicos. Foto: Instagram @kunjos95

Zacatlán de las Manzanas es uno de los 217 municipios de Puebla y forma parte del programa de Pueblos Mágicos desde el 2011. Es reconocido por su producción de cultivos de manzana, maíz y alfalfa.

Además, uno de sus mayores atractivos es que la niebla cubre el territorio, dando la impresión de que el pueblo se encuentra entre las nubes, pues este fenómeno y el frío provocan que, durante algunos momentos, no se pueda ver más allá de lo que se tiene a pocos metros de distancia.

Entre las atracciones principales de este lugar se encuentran el Valle de Piedras Encimadas, el Museo de la Relojería, la Sidrera de San Rafael, sus templos y sus exconventos. Además de los sitios turísticos para disfrutar de los bellos paisajes que ofrece este lugar.

Foto: Instagram @geraldinesgram vía @rotamundosoficial

Por otra parte, el Parque Hundido es un escenario poco común en la Ciudad de México, pues es un escape de la vida citadina para disfrutar el contacto con la naturaleza y la tranquilidad provocada por el canto de los pájaros.

El nombre oficial de este lugar es “Parque Luis G. Urbina”. Sin embargo, su característico territorio lo ha rebautizado con ese popular nombre. Está ubicado en una de las avenidas más grandes de la capital del país. En un área de poco más de 9 hectáreas, además de árboles y césped, es posible encontrar réplicas de arte prehispánico y áreas de descanso.

Foto: Instagram @brenviroc

Ambos lugares cuentan con un emblemático relieve y un reloj floral que adorna el tiempo de quienes se detienen a observarlo.

Reloj floral, Zacatlán. Foto: Instagram @hellohaus20

En el caso de Zacatlán, el reloj está en el Centro Histórico del pueblo y, en el caso del Parque, el reloj está en un lugar estratégico con el objetivo de que todas las personas puedan ver la hora, sin importar el sitio en el que se encuentren. Con un diámetro de aproximadamente 10 metros, ambas son piezas artesanales.

Parque Hundido, Ciudad de México. Foto: Instagram @soylaurasay

aar


Compartir