'Como perros y gatos': ¿Conoces el SIGNIFICADO de esta popular frase?

Estos animales contienen impulsos para la persecución, siguen manteniendo el instinto de presa, lo que permite que puedan perseguir, o corretear como también se dice, a cualquier cosa que tenga movimientos

'Como perros y gatos': ¿Conoces el SIGNIFICADO de esta popular frase?
Cómo perros y gastos. Foto: Especial.

Cada vez más, los perros se han alejado de sus características de cazador que tuvieron sus ancestros. A pesar de esto, su cuerpo conserva estos rasgos. Por ejemplo, unos dientes muy filosos, que no fueron moldeados para devorar cantidades considerables de alimento en un balde. Mientras que sus ojos contienen miles de receptores de movimientos que son más rápidas que el de las personas. Los seres humanos ven el color, los perros la acción.

Estos animales contienen impulsos para la persecución, siguen manteniendo el instinto de presa, lo que permite que puedan perseguir, o corretear como también se dice, a cualquier cosa que tenga movimiento. Mientras que los gatos son corredores expertos por naturaleza. Algo que han ido perfeccionando a través de los años. Sin embargo, existen casos que estas dos especies pueden convivir de manera pacífica.

Antagonistas

Aunque los perros no tengan en mente perseguir a un gato, el veloz movimiento de un felino hace que su cerebro se active y tenga que hacer el movimiento para seguir a su clásico antagonista y esto es lo que termina por hacer el perro. Sin embargo, esta regla no es generalizada. Existen distintos tipos de perros que podrían salir disparados, pero hay otros que prefieren evitarse la fatiga o la molestia.

Los perros que han sido criados con gatos desde una edad temprana tienen la idea de que este hecho es algo natural de su contexto, al grado que lo ve como un compañero y hasta puede existir un vínculo de 'amistad'. Es por esto que las persecuciones sean menos constantes. Aunque los perros siguen teniendo este instinto de persecución, la idea de matar a la presa se ha ido perdiendo de manera gradual.

Los gatos estimulan a los perros, mientras que a los perros les agrada la idea de perseguir a los gatos. Pero al momento de tenerlos ya arrinconados pueden olvidar la razón por la que los persiguieron en una primera instancia. El desenlace es el mismo en la mayoría de los casos. Al ser más veloces y ágiles, los gatos pueden trepar por superficies empinadas o realizar saltos de distancias muy largas.

Lo más ágiles

Lo típico de esta persecución es que un perro termine un poco 'mareado' después de perseguir a un minino. En las casas se pueden presentar caídas de muebles, rompimiento de artículos frágiles. Esto es algo normal para ellos, pero sigue representando un martirio para los dueños. Al contrario de los espacios libres en donde las persecuciones pueden ser un poco más equilibradas para los dos bandos.

Los perros que son criados para la caza son lo retrievers, rottweilers y border collies. Mismos que no pierden la oportunidad para lanzarse a la aventura cuando ven a uno de estos felinos correr libremente. Al mismo tiempo, los dálmatas y terriers cuentan con mucha energía. En contraparte, los basset hounds y terranova son los menos indicados para hacer una persecución de estas. 

Con información de Infobae.

rcb


Compartir