Semana Santa Veracruz: conoce la zona arqueológica de la Villa Rica

El sitio de Quiahuiztlán es un lugar enigmático localizado frente a las costas veracruzanas y bajo el resguardo de una peña colosal

Semana Santa Veracruz: conoce la zona arqueológica de la Villa Rica
Sitio arqueológico de Quiahuiztlán, en Veracruz. Foto: Cuartoscuro

En el estado de Veracruz existe un lugar asombroso con una vibra muy particular que hace sentir al visitante dentro de un mundo diferente, frente a un escenario en el que se puede apreciar la unión de la laguna de Villa Rica con el mar y vigilado por una imponente peña rocosa que le da el toque especial a Quiahuiztlán.

Este asentamiento de la planicie costera de Veracruz data del periodo Epiclásico, cuando los asentamientos Totonacas del periodo anterior pierden fuerza como efecto del debilitamiento de Teotihuacán. Su nombre significa “lugar de la lluvia” y está construido sobre el Cerro de los Metates, muy cerca del poblado de la Villa Rica, el sitio fue bautizado así porque los lugareños encontraron varios vestigios de metates en la zona y así lo identificaron.

El lugar está rodeado por vegetación, se siente la frescura desde que llegas, luego de subir caminando por la ladera o bien, en transporte público o en automóvil.

Una característica importante que le da fama a este mágico lugar, es la ubicación de varios sepulcros alineados en distintas partes de la zona arqueológica, se menciona que el lugar fue utilizado como cementerio una vez que fue abandonado y para rendir homenaje a sus muertos.

Además del suntuoso cementerio totonaco, existen varias pirámides así como un área civil, de frente a ella mirando hacia el sur, puedes admirar la unión de las aguas de la laguna de Villa Rica con las del Golfo de México, y si miras a tu izquierda, podrás notar la estructura gigantesca de la central nucleoeléctrica de Laguna Verde, la única instalación de ese tipo en México.

Playa y dunas al alcance de la mano

Y justo a tu espalda, puedes admirar un inmenso peñón de más de 300 metros sobre el nivel del mar, que se levanta como suntuoso guardián del “lugar de la lluvia”, en ese sitio puedes intentar subir a pie los primeros metros y después, hacer un poco de ejercicio y subir con ayuda de equipo adecuado a rappel.

Desgraciadamente debido a los efectos de la pandemia por Covid-19, el lugar está cerrado y no se tiene fecha inmediata para su reapertura, sin embargo, aprovechando la visita por el lugar, se puede aprovechar para descansar en la playa Villa Rica que está muy cerca del lugar y disfrutar de las dunas de arena ubicadas a la orilla del litoral.

¿Cómo llegar?

Se toma la carretera costera Cardel-Nautla (Federal No. 180); En ella se encuentra la desviación Farallón-Tinajitas, que conduce al poblado de Los Metates. Al este de dicho poblado se encuentra la zona. El visitante puede arribar al sitio por medio del transporte público, a pie (está retirado, pero vale la pena) o en automóvil.

BAR


Compartir