En tiempos de Covid-19, ¿cómo AYUDAR a mi HIJO a lidiar con la PÉRDIDA?

Enfrentar la pérdida para los adultos, y para los niños puede ser más complicado, por lo que necesitan sentirse seguros, acompañados y entendidos durante el proceso de duelo

En tiempos de Covid-19, ¿cómo AYUDAR a mi HIJO a lidiar con la PÉRDIDA?
Comunicar a nuestros hijos temas como la pérdida puede ser delicado, y lo mejor es hacerlos sentir seguros y acompañados. Foto: Especial

Debido a la pandemia por Covid-19, miles de familias han enfrentado la pérdida de un integrante o una persona cercana, por lo que el proceso de duelo ha tomado especial relevancia en los espacios familiares que lo han experimentado. Los expertos en salud mental indican que, si bien el proceso de duelo tiene varias fases identificadas como son la negación, el enojo o la aceptación, entre otras fases más, también lo es que cada persona lo experimenta de manera distinta.

¿Qué pasa cuando es una niña o un niño quien lo enfrenta? Sandy Poiré Castañeda, directora de Calidad y Asuntos Internacionales en la organización Save the Children México explica que, las diferencias van en función de la edad y su etapa de desarrollo, por lo que es fundamental que la mamá, el papá y los adultos responsables del cuidado asuman la circunstancia y sean una compañía amorosa que ofrezca seguridad, soporte y acompañamiento a la niña o niña que vive el proceso.

¿Cómo comunicar la pérdida?

Dependiendo de la edad de la niña o el niño, la noticia sobre la muerte de un familiar o persona de afecto puede resultar desconcertante e incluso incomprensible, por lo que será de gran utilidad saber la manera en la que entiende. Considerar la etapa de desarrollo será de gran ayuda para tener claridad sobre los conceptos que hay que transmitir como salud, enfermedad, vida o muerte. La experta comparte algunas recomendaciones para comunicar la noticia:

  • Es importante hablar claro, así como considerar la edad y etapa de desarrollo de la niña o niños para que tenga posibilidades de asimilar la noticia de acuerdo a sus niveles de comprensión.
     
  • Será valioso que la persona que transmita la noticia sea cercana, con quien tenga antecedentes de una relación de afecto o simpatía.
     
  • Respecto al lugar en el que se comunicará la pérdida, la especialista indica que hay que buscar un espacio donde la niña o niño sienta confianza de expresar sus pensamientos y emociones, no obstante, recomienda evitar lugares como su habitación o lugares de juego, a fin de que no lo asocie como un lugar no seguro.
     
  • En términos de información, Sandy Poiré sugiere escuchar con atención las preguntas que la niña o niño haga y de acuerdo a sus inquietudes dar respuesta de manera tranquila acorde a su edad, para así evitar confusiones o un ambiente que lo estrese. “Por ejemplo, las niñas y los niños con edades entre 3 y 5 años, tienen un pensamiento mágico y recreaciones fantásticas sobre lo que ocurre, por lo que hay que ser muy concretos:  ya no veremos a esa persona, sin embargo, no significa que la dejemos de querer o la olvidemos”.
     
  • Fundamental evitar que sienta culpa y que piense que pudo tener una interferencia en la muerte de la persona; y si hay alguna preocupación sobre algo como por ejemplo que lo hizo enojar o no le hizo caso sobre alguna petición, es muy importante dejarle despejada cualquier duda y confusión.
     
  • Será de gran ayuda darle mensajes claros y puntuales sobre la salud o funcionamiento del cuerpo, para que no generarle una angustia o inseguridad sobre el entorno o sembrar el miedo ante un riesgo desconocido.
     
  • ¿Está bien dar un abrazo o tomar de su mano? Es necesario preguntar a la niña o niño si lo acepta, si está de acuerdo con que haya acercamiento físico al momento de darle contención emocional.

Para finalizar, Sandy Poiré comenta que es muy importante que una niña o niño que atraviesa un proceso de pérdida reciba un adecuado acompañamiento por lo que será esencial que la mamá, papá y cuidadores, como abuelas, tíos o tías, reciban orientación para el cuidado de la salud emocional tanto de la niña o niño, así como la propia.

La organización Save the Children pone a disposición una plataforma de acceso gratuito para el  acompañamiento de la niñez en duelo www.enduelo.org en la que hay  diversos contenidos de consulta para entenderlo, además de recomendaciones, así como una línea de ayuda sin costo (800 600 6565) en la que profesionales de la salud darán guía y escucha a los adultos. #LaNiñezImporta

 


Compartir