VIDA SANA

¿Cómo calcular la edad de tu corazón de fácil manera?

Los hábitos de vida son los que determinan la salud de este importante órgano.

ESTILO DE VIDA

·
Doctor. Fuente: Pixabay

Llevar una dieta sana y rica en todos los nutrientes, pero al mismo tiempo realizar actividad física de manera regular y realizarte todos los chequeos médicos necesarios son las claves para cuidar de tu corazón y por lo tanto, tu salud general. Hace unas semanas se festejó el Día Mundial del Corazón, el mundo de la medicina destacó la siguiente frase: “los pequeños pasos pueden tener efectos asombrosos”. Justamente, porque en aquellos pequeños cambios de hábitos que se hacen perdurables en el tiempo, está la diferencia para ganar tiempo y logar una salud integral en la que tu corazón marque su propio ritmo. 

De hecho, ya es sabido que la edad que tiene tu corazón no es la misma que la de la persona por la cantidad de años vividos. Se mide, de acuerdo a su estado general y qué condicionantes tiene para funcionar mejor. En este sentido, el término “edad del corazón” se ha utilizado para determinar el nivel de riesgo existente para la persona de sufrir, por ejemplo, un accidente cerebro vascular o un ataque cardíaco. Así, a menor edad cardíaca, menor será el riesgo de padecer estos cuadros graves en la salud.  

La forma en que se mide la edad del corazón y las posibles afecciones que se pudieran desencadenar está ligada a factores personales del paciente, su edad y su presión arterial, los niveles de colesterol. Se suman el tipo de alimentación, si realiza o no actividad física y si fuma o no. “Saber la edad del corazón, es una estrategia que ayuda a comprender el riesgo de padecer enfermedades graves e incapacitantes como son el infarto agudo de miocardio y el accidente cerebrovascular”, aseguró Sebastián Soloaga, médico de Leben Salud y Jefe de la Unidad de Cuidados especiales. 

El especialista explicó que “para saber la edad del corazón (y de los vasos sanguíneos) utilizamos la calculadora derivada del estudio Framingham, que se basa en distintos factores de riesgo cardiovasculares, como son la hipertensión arterial, edad, colesterol, actividad física, tabaquismo. Entendiendo que un corazón joven es un corazón con menor riesgo de presentar estas enfermedades”. “Ponemos como ejemplo a un hombre de 45 años, fumador, con presión arterial alta (más de 150 mmHg de sistólica), con diabetes y un peso saludable (IMC 23). Analizando este paciente y haciendo los cálculos correspondientes, la edad del corazón es de unos 75 años, 30 años más que su edad real”, precisó el médico e investigador.  

Hombre caminando. Fuente: Unsplash

El Estudio de Framingham, tal como se denomina al estudio del corazón, adaptó una herramienta gratuita para calcular la edad de este órgano vital, donde se recomiendan las pautas básicas para logar un adecuado equilibrio funcional, basado en hábitos saludables.  

Corazón. Fuente: Unsplash

Sin embargo, también es recomendable consultar con un especialista para realizar los estudios cardiológicos necesarios. “Uno de los factores que más disminuye el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca es pasar de tener un estilo de vida sedentario a estar activo por tan solo una hora a la semana. Por supuesto, cuanta más actividad hagas, mejor te sentirás. Pero solo una hora de actividad a lo largo de la semana hace la diferencia”, se resaltó.