HOGAR

Humedad en las paredes: los tres errores más comunes que cometemos todos

Por lo general, se trata el problema con premura y las soluciones de fondo no se concretan para lograr resultados duraderos.

ESTILO DE VIDA

·
Humedad pared. Fuente; ABC.net.au

La humedad en las paredes, techos y partes bajas de los muros, suele ser un problema de difícil resolución en las viviendas. Sobre todo, aquellas construcciones de muchos años, que no han contado con el mantenimiento suficiente o que han sido construidas sobre terrenos con napas freáticas uy superficiales. 

La aparición de moho, hongos (que pueden provocar problemas en la salud de los habitantes) y un deterioro creciente en las estructuras de la construcción se hacen visibles y generan un entorno poco habitable si el problema no es eliminado de fondo. Por lo general, hay tres o cuatro errores que se suelen cometer al momento de abordar este inconveniente. En esta nota te compartimos cuáles son los más frecuentes. 

No evitar la humedad: cuando una vivienda no se construye sin la debida utilización de materiales impermeabilizantes y aislantes el costo puede ser muy alto, puesto que a corto plazo las consecuencias saldrán a la luz con la aparición de humedad en las estructuras. Limpiar las canaletas y el sistema de desagüe en períodos cortos de tiempo también puede colaborar. 

Lo estético no es lo único: la mala impresión que generan los hongos y el moho te traerá miles de dolores de cabeza. Pero no la humedad de fondo no ha sido eliminada, la aparición de estas molestas consecuencias volverá en un corto período de tiempo, aunque hayas mantenido las paredes limpias.  

Esconder la humedad: usa pinturas o instalar azulejos para tapar las manchas de humedad tampoco será una solución de fondo para combatirla. De hecho, es posible que la pintura se descascare y que los azulejos se despeguen debido a la existencia de la humedad que se va acumulando.

Humedad en la pared. Fuente: Pixabay

Lo cierto es que para combatir la humedad no es bueno apresurarse a aplicar recetas mágicas o instantáneas, sino tomarse el tiempo e invertir el dinero necesario para lograr soluciones de fondo. Luego de solucionar el problema en paredes, será clave esperar a que los techos se sequen por completo antes de pintar o revertir paredes y techos.  

Humedad en la pared. Fuente: Pixabay