Haz tu denuncia aquí

Abrazado por México

ESTILO DE VIDA

·

En otra vida debió ser mexicano. Es guapo, divertido, simpático y tiene esa gracia andaluza propia de la gente del sur de España. El cantante español Bertín Osborne, recibió en exclusiva a El Heraldo de México y nos abrió las puertas de su Hacienda San José, donde disfruta de sus caballos, del campo y de una vida sana. 

Madrileño de nacimiento, lleva a México grabado en el corazón y siempre que puede busca una excusa para perderse por cada rincón del país, que conoce de norte a sur y en el que se siente muy querido. De una ciudad de la que se enamoró siendo chiquito porque a su papá le gustaban las rancheras; conexión espiritual que le llevó a dedicarse al mundo de la canción y a la que debe lo que es hoy.

 Empezó siendo un vendedor de vinos de Jerez, pero en el fondo tenía la espina de ser cantante y en una Feria de Jerez, Pedro Vargas lo sacó a cantar México lindo y querido, lo que marcó un antes y un después. Tanto se enamoró de las rancheras que ya no hizo otra cosa que cantarlas.


[caption id="attachment_883947" align="aligncenter" width="1200"] PASIÓN EQUINA. Bertín disfruta relajarse en la Hacienda San José, su refugio sevillano. Foto: Juan José Castellano[/caption]


Hoy, el cantante considera a México su segundo país; ama a su gente, el sentido de la amistad que tienen, su filosofía y su modo de vivir. Los mexicanos, dice el artista, son igual o más disfrutones que los españoles.

De su vida, su carrera, de su último disco, de su amor por México, de su próxima gira y de las dos canciones que le regaló el hijo de José Alfredo, nos platicó Bertín Osborne.

¿Crees que fuiste mexicano en otra vida?

México es un país mágico. Estoy seguro de que en otra vida fui mexicano. Crecí escuchando a Pedro Infante, Jorge Negrete y las rancheras desde que tengo uso de razón. Mi ilusión, cuando tenía 10 años, era conocer ese maravilloso país y veía todas las películas de Cantinflas, me sé los diálogos de memoria. Siempre he tenido una conexión espiritual con México. Cuando me enamoré de este país fue a los 14 años, cuando Pedro Vargas vino a la Feria de Jerez y me sacó al escenario a cantar México lindo y querido, fue de las cosas que más me impresionaron.

UN REGALO ESPECIAL. La actriz y cantante mexicana Verónica Castro le regaló al artista, una montura de caballo que tiene en su hacienda en Sevilla. Presente que le representa el cariño de México. Foto: Juan José Castellano

¿Qué te inspira México?

Me apasiona México, lo disfruto una barbaridad y sólo veo cómo me las ingenio para irme 10 o 15 días. Los mexicanos son muy disfrutones y la vida allí es muy parecida a la que me gusta. Y te diré que cuando tienes un amigo mexicano, es un amigo a muerte, tienen el sentido de la amistad muy marcado y eso es algo que hoy en día no tiene precio.

¿Qué conexión tienes con el público mexicano?

Llevo mucho tiempo sin hacer gira en México. Pero no me preocupa si canto o no, a mi lo que me divierte y me gusta es ir a la ciudad. Me fascina la gente, sus calles, su comida, todo. Me siento muy querido allí.

¿En quién piensas cuando cantas Yo debí enamorarme de tu madre?

Esa canción se la cantó José Alfredo Jiménez a su última mujer. Cuando la cantó no pienso en nadie. Me pareció tan genial el título y la idea, y por supuesto la canción. Esta canción lleva cincuenta años escrita. Y fíjate, qué cosas, que el hijo de José Alfredo vino a verme hace dos meses y me trajo regalos de su padre. Lo más bonito es que me regaló dos canciones inéditas que están en mi último disco. Son dos canciones que nunca se habían grabado. Imagínate si tengo que estar agradecido con su hijo porque me demostró que fue un acto de cariño. Estoy fascinado.

ÁLBUM. En su más reciente disco, Yo debí enamorarme de tu madre, el cantante incluyó dos canciones inéditas de José Alfredo Jiménez. Foto: Juan José Castellano

Estás por iniciar tu gira en América, ¿qué esperas del público de allá?

En España empezaré en abril y en México estamos preparando un proyecto bonito, pero aún está por cerrar, será seguramente a partir de navidades. El público es maravilloso y siempre que voy me siento muy querido.

TELE. En su programa Mi casa es la tuya, Bertín ha entrevistado a famosos como Antonio Banderas, Alejandro Sanz y al chef José Andres . Foto: Juan José Castellano

¿Algún sueño que te quede por cumplir?

No, sueño ningunos. Primero porque no he sido de sueños y después te diré que, cuando he querido algo lo he conseguido, no me preguntes cómo pero lo he logrado.

¿Crees que tu atractivo físico te ayudó a triunfar?

Todo en esta profesión ayuda.

Julio Iglesias te dijo que el éxito no sólo era cantar, sino que eran mil cosas más, ¿cuáles son las que te hacen una estrella?

En mi caso vivo para mi trabajo, pero, además, para mis amigos, mi familia, mis caballos, mi deporte, mis viajes, y para mi, el trabajo es súper importante; si no, no podría vivir como vivo, pero no vivo para trabajar, procuro disfrutar de la vida porque es la que tenemos y no hay otra.

UNA VIDA SANA. El también actor mantiene un estilo de vida saludable ya que el ejercicio forma parte de su día a día, come de manera sana y las únicas bebidas que toma son vino y mezcal. Foto: Juan José Castellano

¿Qué te hubiera gustado ser en la vida?

De no haber sido cantante, seguiría dedicado al sector del vino, que es donde empecé y es algo que me gusta muchísimo.

Además de los hijos, ¿qué te ha cambiado la vida?

Veo la vida exactamente igual que cuando tenía 18 años y todo lo que hacía con esa edad lo hago ahora. Mi profesión no me ha cambiado mi manera de ver la vida, mi manera de ser, ni la manera de disfrutar de la vida. Siempre la he tenido clara, quise tener una finca como los toreros, tener mis caballos, tener, en definitiva, este tipo de vida que tengo.

TEATRO. El artista compartió escenario con el actor Paco Arévalo en la obra Por humor al arte. Foto: Juan José Castellano

Siempre has defendido a las mujeres, les has cantado, tienes tres hijas, dinos, ¿te apena que los feminicidios no dejen de aumentar en México?

En este tema hay que ser beligerante. No existiría para mi la castración química. Actuaría de una manera más radical, capaba sin ningún tipo de conciencia a todo aquel que lo haga. Hay que darle un escarmiento en estos casos. Es lo más duro y el código penal debe cambiar. Lamentablemente es la rutina y hay que reformar el código penal para que se lo piensen antes de hacerlo.

¿Con quién te gustaría cantar?

Con Pepe Aguilar y con Vicente Fernández, pero ya está fuera del oficio.

[nota_relacionada id= 881573   ] 

Por Verónica Benjumeda

lctl

Temas