¿Estrés por la pandemia? Te decimos cómo puedes reducir la tensión en tu vida

Las circunstancias mundiales pueden crear mucho estrés, pero hay algunas cosas que puedes hacer para reducirlo y seguir adelante

¿Estrés por la pandemia? Te decimos cómo puedes reducir la tensión en tu vida
Consejos para reducir el estrés en la pandemia FOTO: Twitter

La pandemia por Covid-19 ha dejado más de 50 millones de personas contagiadas y un poco más de 1.2 millones de muertes. Esto ha generado muchos cambios en la vida, para adaptarse a las necesidades familiares, económicas o laborales dentro de un contexto de incertidumbre.

Según un estudio realizado por la OMS, en 130 países la demanda de consultas relacionadas con problemas de salud mental se ha incrementado, mientras que los sistemas de salud no dan abasto para responder a esos requerimientos.

Tanya Dalton, consultora especializada en productividad laboral y autora de The Joy of Missing Out se ha especializado en el trabajo con mujeres.

En este periodo le ha tocado ver cómo muchas de ellas han aumentado su autoexigencia para responder a las demandas del trabajo y de su vida familiar, particularmente aquellas que suelen ser perfeccionistas y que, por ese motivo,no se permiten fallar.

Tanya Dalton habla sobre acciones para reducir el estrés en la pandemia

 

Cómo eliminar el estrés en esta época

Pero para lidiar con el estrés que genera la incertidumbre por la pandemia, existen varias cosas que se pueden hacer, en especial buscan reducir las responsabilidades que no sirven de mucho y sólo quitan tiempo vital para hacer otras cosas, o incluso usarlo en tiempo de relajación. 

1.- Priorizar lo que es importante y urgente. Se trata de identificar las tareas que nos llevan hacia objetivos a largo plazo y que tienen una fecha límite apremiante.

2.- Desarrollar lo que es importante, pero no urgente. En el segundo nivel están las actividades que nos acercan a nuestros objetivos finales porque se centran en la planificación futura y la superación personal, pero no tienen una fecha límite inminente.

3.- Adaptarse. En el tercer nivel entran las cosas sin mayor importancia, que no ayudan a alcanzar las metas a largo plazo pero que hacen muchísimo ruido.

Centrarse en nuestras prioridades es lo que separa a las personas que están ocupadas con las que son verdaderamente productivas. Además, ser consciente de los que realmente es necesario en nuestra vida no liberará de una gran cantidad de estrés innecesario.

 


Compartir