Si tengo o tuve cáncer, ¿corro más riesgo de tener COVID-19?

Aún no existen vacunas que le hagan frente a la enfermedad respiratoria, por lo que se recomienda extremar precauciones sanitarias para evitar contagios

Si tengo o tuve cáncer, ¿corro más riesgo de tener COVID-19?
Hay enfermedades que aumentan el riesgo de COVID-19 grave. Foto: UNAM

El COVID-19 es una enfermedad que tiene en jaque a todo el mundo, pues al ser un virus "nuevo" no existen hasta el momento medicamentos o vacunas que lo eliminen del cuerpo humano. Desde que brotó en Wuhan, China, el nuevo coronavirus ha tenido a la comunidad científica trabajando de sol a sol, pues entre más tiempo pasa, más vidas se pierden.

Cabe destacar que esta enfermedad respiratoria no es mortal, pero se vuelve extremadamente peligroso para las personas que tienen enfermedades crónico degenerativas. En cuanto a las personas que padecen o vencieron al cáncer, hay dudas de su vulnerabilidad frente al SARS-Cov-2.

¿Qué enfermedades aumentan el riesgo de COVID-19 grave?

  • Asma
  • Enfermedad en: pulmón, corazón, hígado o riñón
  • Obesidad
  • Diabetes
  • Inmunodeficiencias, como el VIH y el SIDA
  • Antecedentes de tabaquismo
  • Antecedentes de trasplante de médula ósea o de órganos
  • Uso prolongado de corticoesteroides u otros medicamentos que debilitan el sistema inmunitario

¿Si tengo cáncer, corro más riesgo de tener COVID-19?

Como ya se mencionó, el coronavirus puede infectar a cualquier persona, pero en el caso de las personas que padecen de cáncer podrían verse más expuestos, pues algunos tratamientos como la quimioterapia, suelen debilitar su sistema inmunitario (esto causa inmunodeficiencia) y aumentar su riesgo de tener COVID-19 grave.

Vencí al cáncer, aún así ¿corro más riesgo de tener COVID-19 grave?

Es posible que las personas que recibieron tratamiento de cáncer antes tengan un sistema inmunitario debilitado, que tal vez aumente el riesgo de COVID-19 grave. Los sobrevivientes de cáncer deben consultar con sus médicos acerca de cualquier preocupación que tengan sobre la enfermedad. Ante cualquier sospecha (síntomas) deben realizarse las pruebas pertinentes para saber si está infectado o no.

¿Cómo me protejo?

Evita tocarte los ojos, la nariz y la boca.
Lávate con frecuencia las manos con agua y jabón durante por lo menos 20 segundos, en especial después de ir al baño; antes de comer; después de sonarse la nariz, toser o estornudar; y antes y después del contacto con otras personas.
Quédate en casa la mayor cantidad de tiempo posible.
Asegúrate de tener medicamentos y suministros para varias semanas, en caso de que sea necesario quedarse en casa por tiempo prolongado.
Limpia y desinfecta las superficies que se tocan con frecuencia, como picaportes, interruptores de la luz, teclados, mostradores, teléfonos, manijas, grifos, lavabos e inodoros. 

Si debe salir de su casa:

  • Mantén tu sana distancia a (2 metros) con otras personas.
  • Evita los sitios con mucha gente.
  • Usa una cubierta de tela para la cara; tenga cuidado de no tocarse los ojos, la nariz o la boca cuando se la quita; lávese las manos de inmediato después de quitársela.

Fuente: NIH


Compartir