Haz tu denuncia aquí

Compromete al Tren Maya

ESTILO DE VIDA

·
La concepción del Tren Maya se comenzó a complicar en sus primeros meses de planeación. Al problema de inseguridad que azota al país y que daña la imagen del destino receptor de viajeros, a la falta de promoción y las campañas publicitarias en el extranjero en contra de los destinos nacionales, se suma la presencia de sargazo en las playas del Caribe, el cual ha sido un factor regular desde 2015.
"Si no resolvemos el problema del sargazo no hay Tren Maya, no hay Cancún, no hay Playa del Carmen, no hay Tulum. Es una amenaza muy seria y la única forma de resolverla es trabajando en conjunto con liderazgo, trabajo en equipo y en esas estamos", dijo Pablo Careaga, miembro del consejo técnico del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).
En el marco del 17 Foro Nacional de Turismo CDMX 2019, el funcionario público dijo que para la obra emblema del sexenio es necesario el desarrollo y crecimiento del Caribe mexicano. De hecho, uno de los fundamentos del tren es distribuir a los viajeros en la península de Yucatán que llegan a Cancún, por su aeropuerto, los cuales ascienden a 14 millones cada año. Las contemplaciones originales del Tren Maya auguran 3 millones de viajeros al año en todo el circuito que abarca más de mil 525 kilómetros. La propuesta que tiene Fonatur, es que para finales de abril el gobierno federal cuente con 50 millones de dólares para invertirlos en retirar el sargazo en alta mar. Se comentó que éstos recursos, que serían los más altos de los que se tiene registro para evitar la llegada de esta alga, también se adicionarían a una política fiscal. La idea, explicó Careaga, es que los viajeros también hagan aportaciones para el saneamiento de las playas y que podría retomarse una propuesta que ya se aplica en Puerto Morelos, en la que se cobra 25 pesos por noche hotel, como un impuesto al hospedaje. Las fuentes de los recursos podrían ser del Fonden y el presupuesto de egresos, además se buscarán socios como Estados Unidos u otros países que también se ven afectados. Por Everardo Martínez

Temas