Haz tu denuncia aquí

A un año del 19s

ESTILO DE VIDA

·
[caption id="attachment_368401" align="alignright" width="300"] Foto: Yaz Rivera[/caption] El fenómeno que se dio hace un año tras el sismo fue inesperado: cientos de mexicanos unidos por una misma causa. Fue por esto que Carlos y Rodrigo Zedillo pusieron manos a la obra y decidieron ayudar a las familias afectadas en las diversas comunidades de México a través de su proyecto Pienza Sostenible. Rodrigo Zedillo, subdirector de la plataforma, explicó que se trata de una organización sin fines de lucro que nació con el principal objetivo de combatir la desigualdad económica y los problemas ambientales, para lo cual se han involucrado con arquitectos y profesionistas que, como ellos, también quieren reconstruir a México. Rodrigo no es arquitecto ni constructor, pero considera que el trabajo que están realizando desde hace un año es de suma importancia para la sociedad, y para la preservación de las culturas y tradiciones del país. Mediante este ejercicio se han dado a la tarea de escuchar a los habitantes de las comunidades y devolverle al territorio lo que es importante para ellos.  
Cada una de estas casas no sólo es funcional para quienes las habitan, sino que también expresan un tiempo, lugar y cultura. En el momento en que no se considera la arquitectura dentro de la construcción, nos olvidamos del rol tan importante que asume en la identidad de un lugar y de una comunidad”, dijo.
  Por su parte, Carlos Zedillo, director de la organización, expresó que en una primera instancia se requirió de personas que estuvieran dispuestas a salir a las comunidades para preguntar a las familias qué necesitaban. “Hoy lo que estamos demostrando es que la vivienda de bajo segmento puede ser buena”, y compartió que cuando se está trabajando en un proyecto como este, lo primero que la gente pregunta es cuánto costará una casa. “Pareciera que lo único que importa es cómo vamos a costear estas casas, y esa pregunta no está bien formulada, debería ser lo que una vivienda de este tipo vale para estas familias por su significado. Si podemos demostrar que la vivienda de menos segmento es la mejor, imagínense lo que le puede pasar en nuestro país. Este ejercicio es por demás importante, y lo estamos probando de manera conjunta entre profesionales”, dijo. [caption id="attachment_368402" align="alignleft" width="300"] Foto: Yaz Rivera[/caption] El también subdirector de sustentabilidad del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), aseguró que este ejercicio lo están realizando con 154 casas, donde se han sumado diversos arquitectos para realizar su diseño y elaboración. “Para la institución donde yo trabajo, donde todos los días se financian mil 500 viviendas, si estas casas son bien diseñadas y se escucha al territorio, este flujo de construcción podría ser una mejor solución para nuestro país”. Carlos explicó que la manera de lograr un proyecto como este es saliendo a trabajar. “Para todos es un gusto que al año del sismo ya empiecen a verse las primeras casas. Es un mito que no se pueda hacer vivienda, porque mediante este proyecto estamos demostrando que sí se puede hacer”. Por último, Rodrigo explicó que la arquitectura tiene que respetar las tradiciones locales. “En estos lugares ya existe una cultura e identidad que los hace especiales. Hemos realizado un ejercicio importante, donde se ayuda a las familias, al tiempo que se preserva y respeta la identidad de nuestro país”. Suman manos al proyecto El afamado arquitecto Alberto Kalach fue invitado por los hermanos Zedillo a colaborar en la reconstrucción de México. Por ello se sumó a Pienza Sostenible para contribuir en la realización de viviendas. El Museo de la Ciudad de México abrió sus puertas para inaugurar la muestra Territorios y vivienda, en la que se promueve el rescate ambiental y el desarrollo urbano, tras los sismos. Las personas que habitan cada una de estas comunidades conocen su territorio, y bajo ciertos parámetros y lineamientos se pueden hacer diversos planes territoriales, aseguró Kalach durante su discurso, y agregó: “En este país no existen dichos planes, y es una tarea que no puede demorar más. Esta exposición es estimulante en este sentido, porque en ella pueden encontrar fotos aéreas donde se darán cuenta cómo se han deforestado nuestras áreas verdes; los ríos y lagos secos, y las ciudades y pueblos mal asentados”. Su propuesta es simple, planear un territorio y mostrarlo en tres diferentes parámetros: las zonas urbanas, agrícolas y naturales protegidas. “Hacer un plano es fundamental, sin esto, un territorio está perdido, y seguiremos desperdiciando terreno, destruyendo nuestros bosques y lagos, para ello tenemos que conocer el territorio, inventar una estructura donde podamos ir hasta el último rincón”, aseguró.   Por Manuel Camacho-Zazueta

Temas