Haz tu denuncia aquí

Cósima Ramírez continúa el legado de Ágatha Ruiz de la Prada

ESTILO DE VIDA

·
El rosa mexicano es la insignia de la firma española que empezó Ágatha Ruiz de la Prada hace 35 años, y hoy su hija Cósima Ramírez cumple un lustro de haberse incorporado a la marca para darle un refresh con sus ideas y su personalidad. Como parte de sus retos como Jefa de Relaciones Internacionales, está el mercado mexicano, ya que tiene mucho en común con el español. “Amo México, amo sus colores y la forma que tienen de ver la vida. Toman el lado más risueño de las cosas, así como la marca Ágatha Ruiz de la Prada”, comentó Cósima, quien menciona lo emocionada que está por visitar en los próximos meses nuestro país. Todos los días asiste a la calle de José Ortega y Gasset número 5, donde está el estudio de la firma. Su vida en la oficina parecería monótona, pero en este caso es diferente. Nunca hay un día igual a otro, siempre hay proyectos nuevos y retos “agathizantes”. Cósima es hija del periodista español Pedro J. Ramírez, de quien heredó el gusto por la política y las letras. Estudió en la Universidad de Brown, en Estados Unidos, la carrera de Literatura e Historia. “Muy romántico pero muy poco adaptado a la vida real”, comentó la guapa española. Aunque menciona que sus padres siempre le dieron la libertad de elegir a lo que se quería dedicar, recuerda que fue en sus últimos años de carrera universitaria cuando su madre insistió en reclutarla a como diera lugar en su empresa. “Pensé en probarlo, ya que era algo que tenía tan cerca de mí y dentro de mi ambiente, y acabó atrapándome”, confiesa. Fue hace cinco años, cuando Cósima se integró a la empresa de su madre, en la cuál también trabaja su hermano Tristán. Su puesto es Jefa de Relaciones Internacionales y, aunque al principio viajaba mucho, y su labor tenía que ver con relaciones públicas, ahora está más involucrada en la parte de diseño, además de ver asuntos administrativos. AGATHIZANDO A CÓSIMA “Mi madre es muy divertida, pero es cierto que siempre trabajar con la familia es muy complicado”, comentó. Una de las cosas que ha descubierto durante estos años es que se parece muchísimo a su madre. “Cada día me aterro más con eso”, dice entre risas. “La gente en el estudio se ríe porque a veces me salen unos agathismos exactos”, dijo, pues tanto en lo laboral como en lo personal, se da cuenta que es muy parecida a Ágatha. “Comparto con ella el carácter explosivo, por eso ha sido fundamental la presencia de mi hermano Tristán en la marca, porque él es todo paz y diplomacia, mientras que mi madre y yo somos explosivas, emotivas y guerreras”, mencionó. Son cinco años los que cumpliste con la firma. ¿qué has aprendido en este tiempo? ¡Uff ya sé! Jamás me imaginé que llegaría a tanto. Lo que más me gusta es la parte creativa, y el mundo de fantasía y realidad alterna que puede crear Ágatha Ruiz de la Prada. Lo que no me gusta es el consumismo y el ritmo tan acelerado que lleva la moda. En esta inmediatez y los grandes ritmos de producción que hay en esta industria, se pierde lo especial y lo exclusivo. [gallery size="full" ids="404877,404878,404879,404880"]   EL MEJOR CONSEJO
  • Su madre le inculcó, desde muy pequeña, el amor por el trabajo. Cósima menciona que para Ágatha su marca es una especie de obsesión.
NEGOCIO FAMILIAR
  • Su hermano Tristán también forma parte de Ágatha Ruiz de la Prada. Él se encarga de la parte administrativa de la empresa, y de los números.
  • 30 Años tiene la marca española en el mercado.
  • 28 Años tiene Cósima, hija de Ágatha.
  • 5 Años cumplió Cósima en la firma.
  Por María del Mar Barrientos

Temas