Xonacatlán, un pueblo que vive de peluche

Tres mil familias se dedican a la confección de muñecos en pequeños talleres; también en fábricas con procesos industrializados

EN XONACATLÁN HABITAN UNAS 50 MIL PERSONAS; MÁS DE LA TERCERA
PARTE REALIZA ESTA ACTIVIDAD. Foto: Leslie Pérez.
EN XONACATLÁN HABITAN UNAS 50 MIL PERSONAS; MÁS DE LA TERCERA PARTE REALIZA ESTA ACTIVIDAD. Foto: Leslie Pérez.

XONACATLÁN. Este municipio vive de peluche. Es probable que varios de los muñecos que se regalan en México sean fabricados en este sitio, que se encuentra entre llanos y pastizales en el centro del estado.

Ubicado en los alrededores de Lerma, esta localidad ha sido, durante los últimos 25 años, una de las zonas clave para que dueños de tiendas de regalos, papelerías, ferias y jugueterías se surtan de los peluches debido a su calidad y precio.

En Xonacatlán existen 3 mil familias dedicadas a la creación de estos muñecos, cuya producción se inició en pequeños talleres y en forma manual, para después pasar a las máquinas, con la prosperidad que provocó la demanda de este producto.

Una situación similar ocurre con sus talleres, pues existen tiendas diminutas, pero también fabricantes establecidos.

Tal es el caso de la peluchería El Alacrán y la Casa del Peluche, que desde 1995 comenzaron este negocio mediante familiares y hoy surten producto a varias entidades del país.

De acuerdo con Melanie Vázquez, de la fábrica El Alacrán, la temporada del Día del Amor y la Amistad es la de mayor auge para esta industria, pues los dueños de tiendas departamentales en el país realizan sus pedidos desde finales de noviembre para tener todo listo en este 14 de febrero.

La temporada es muy fuerte; tenemos clientes dentro y fuera de la República Mexicana. Empieza desde diciembre para acá, sobre todo en materia de corazones y material relacionado con el 14 de febrero, explica.

En este negocio, que cuenta con 500 modelos de peluches, admiten que el mercado asiático, especialmente de China, es el principal competidor, pues los niveles de cantidad en ciertas telas son distintos a los suyos, así como su distribución en tiendas departamentales.

En cuanto a los diseños, los vendedores explican que en los últimos meses lo más demandado son los personajes de películas animadas, como es el caso del Dragón Chimuelo, los Minions o Stitch.

Aunque los aparadores tienen a la venta modelos clásicos como Mickey, Minnie, osito panda, conejos y unicornios, también hay caballo de palo con cabeza de tela y chimpancés.

También existen encargos especiales según las tendencias políticas, pues algunas tiendas aún tienen Pejeluches, el muñeco que replica una caricatura del presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

Por José Ríos

jrr

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
EstadosEl abanderado de Morena, Miguel Barbosa, garantizó un gobierno comprometido. FOTO: Claudia Espinoza

Candidatos preparan cierre de campañas