Xóchitl, una niña de 9 años, gana premio de ciencia de la UNAM

La pequeña, originaria de Chiapas, quiso instalar un calentador solar en la azotea de su casa porque a su familia no le alcanzaba el gas y pasaban frío al bañarse

FOTO: CORTESÍA PAUTA
FOTO: CORTESÍA PAUTA

 

A sus nueve años, Xóchitl Guadalupe Cruz López se convirtió en la persona más joven en ser reconocida por el Instituto de Ciencias Nucleares de la Universidad Nacional Autónoma de México gracias a un calentador de agua solar que ella misma instaló en la azotea de su casa.

La pequeña, originaria de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, no puede ocultar el gusto que siente por contar con un premio de ciencia que le entregó la máxima casa de estudios.

Esto es algo que no voy a poder olvidar, me siento muy feliz, muy orgullosa de mí, de mis papás, del equipo PAUTA (Programa Adopte un Talento) estoy muy contenta, alegre y un poquito nerviosa, dijo Xóchitl Guadalupe Cruz López.

En entrevista con El Heraldo de México, la niña que estudia el tercer año de primaria en la escuela Josefa Ortiz de Domínguez dijo que, con la ayuda de su papá, Lucio Guadalupe Cruz Bolon, pudo poner el calentador.

FOTO: PAUTA

Y la razón por la que quiso que su hogar contara con uno fue porque ella y su familia se tenían que bañar con agua que no estaba lo suficientemente caliente, y les daba frío.

Se me ocurrió hacer este sistema porque somos personas de bajos recursos, actualmente tenemos calentadores que cuestan muy caros, hay personas que no tienen la posibilidad de comprarlos, entonces me fui preguntando si podía hacer uno sin dañar el medio ambiente para que las personas se pudieran bañar con aguas caliente.

Con mis papás y mi hermano casi casi nos bañábamos con agua tibia. Algunas veces, como no alcanzaba el gas para bañarnos los cuatro, teníamos que aguantar el frío, recuerda.

El calentador, que tiene capacidad para 10 litros de agua, está hecho con materiales reciclables.

Fui eligiendo materiales como madera, 10 botes de PET de un litro, manguera negra, nylon negro, un suministro de agua, unos conectores… me ayudó el equipo PAUTA  mis papás y mi hermano.

Xóchitl dijo que, cuando crezca, quiere ser científica y tiene un mensaje para los niños que, como ella, desean hacer algo por su entorno y país.

Les diría que lo disfruten y lo gocen, que no hagan cosas malas y a los papás que no dejen de apoyar a sus niños

FOTO: PAUTA

Gabriela de la Torre García, directora general del Programa Adopte un Talento (PAUTA) añadió que desde que tenía cuatro años, la niña forma parte de él.

Este proyecto busca desarrollar habilidades científicas en niños y ser un programa de seguimiento.

Xóchitl era muy conocida en PAUTA Chiapas. Así como hay niños que pueden hacer arte o deporte por gusto, nosotros buscamos crear un espacio extraescolar donde los niños vivan la ciencia de una manera diferente, dijo Gabriela de la Torre.

Cuando terminó preescolar, la pequeña entró a talleres de PAUTA. Su primer proyecto consistió en la extracción de esencias de flores, actividad que realizaba en un minilaboratorio en su casa.

En dos ocasiones había ganado en la Feria de Ciencias Estatal y ahora ganó el premio ICN a la Mujer de parte del Instituto de Ciencias Nucleares, donde nació PAUTA.

Fue justo en su 50 aniversario; y (el galardón) es para favorecer la vocación científica de una niña. Es un premio que normalmente le dan a investigadoras de la UNAM

Xóchitl va a empezar a trabajar con un mentor sobe su proyecto Si desea conocer más sobre la labor de PAUTA, puede ingresar a la página www.pauta.org.mx

Los talleres para los niños no tienen costo, lo que la UNAM, Conacyt y otras instituciones donan es que los niños puedan tener atención educativa.

POR DALILA CARREÑO

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
EstadosPropone consolidar progreso

Propone consolidar progreso