Viacrucis de africanos dura 6 meses

Africanos que están varados en Chiapas pasaron hasta dos meses en barco en pos del sueño americano

Decenas de africanos están en espera
del documento que les permita seguir a EU.FOTO: ESPECIAL
Decenas de africanos están en espera del documento que les permita seguir a EU.FOTO: ESPECIAL

Hasta seis meses –dos de ellos, en barco– viajan los migrantes procedentes de África que llegan a México, en busca de la frontera con Estados Unidos.

Se trata de una travesía de más de 16 mil kilómetros, que termina a veces con la vida de los africanos antes de que toquen la línea que divide Tijuana y San Diego, California.

Originarios de Mali, el Congo, Camerún, Somalia, entre otros lugares del continente, los migrantes arriban a la frontera con Chiapas como lo han hecho durante años, poco a poco, luego de recorrer poco más de 12 mil kilómetros y atravesar nueve países de Sur y Centroamérica.

De acuerdo con los testimonios recabados por el Centro de Dignificación Humana, los africanos huyeron de su continente por la guerra interna. Otros son obligados a salir por cuestiones de ideología, de género o de religión.

El mayor problema que enfrentan es de comunicación, pues la mayoría habla dialectos, muy pocos saben inglés y francés, por lo que se ven obligados a expresarse con señas, en lo que llegan de África a México.

Parten de Angola o Porto Novo, en barcos cargueros, como polizontes. Una travesía difícil, en condiciones insalubres e inhumanas y pueden tardar hasta dos meses en cruzar el Atlántico para llegar a Brasil.

Viajan con poco y en ocasiones sólo con lo que traen puesto. Únicamente si tienen dinero pueden hacer el recorrido en vuelos directos a Centroamérica o Brasil, en viajes de 10 horas. Pero no es así, la mayoría de ellos huye de la pobreza, señaló el defensor de los derechos humanos Luis García Villagrán.

Algunos se quedan un tiempo en Brasil para conseguir dinero y continuar hacia Colombia. Avanzan hasta llegar a Panamá, donde la única forma de cruzar es en peligrosas barcazas. En esta parte de la ruta aparecen los polleros transnacionales, colombianos o panameños.

 

GRÁFICO: SANDRA ROMO

Mucha gente fallece ahí; han muerto cientos de africanos, incluso cubanos y a nadie le importa. Vuelcan las barcazas y muere la gente, por ser un territorio indómito. Tenemos testimonios de familiares de personas que desaparecieron en esa parte, afirmó el activista.

El cierre de las oficinas Instituto Nacional de Migración en la frontera sur, por las movilizaciones de Honduras, visibilizó a esta población que no forma parte del fenómeno de las caravanas migrantes.

Ahora, cerca de 800 personas esperan desde hace dos meses en Tapachula un salvoconducto, documento que sólo México les pide para poder ingresar de manera regular. Desde febrero, comenzaron a llegar a este lugar para solicitar el Oficio de Salida. Si los deportan sería como darles el tiro de gracia, aseguró García Villagrán.

La cifra de africanos deportados tuvo un repunte según los registros de la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación. En el primer bimestre de 2019, un total de 624 extranjeros fueron repatriados a ese continente, 36 por ciento más de las 261 deportaciones en igual lapso de 2018.

La Agencia de la ONU para Refugiados (ACNUR) señala que África es el continente más golpeado por las guerras, lo que obliga a sus pobladores a huir de la violencia.

 

Por Jeny Pascacio

oos

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
EstadosSe mantiene el despliegue de seguridad en la zona de Santa Rosa. Foto: Gabriela Montejano

Minan 50% a grupo criminal