Tripulación con influenza fue detectada en un buque anclado en Manzanillo, Colima

El barco con 21 tripulantes, en su mayoría europeos, presenta a varios de estos con síntomas como fiebre y gripe

El navío de nombre “Puma”, procedente de San Francisco, California, con 21 tripulantes se encuentra anclado en costas del puerto de Manzanillo. FOTO:
ESPECIAL
El navío de nombre “Puma”, procedente de San Francisco, California, con 21 tripulantes se encuentra anclado en costas del puerto de Manzanillo. FOTO: ESPECIAL

Un buque de carga, con bandera de Panamá, se mantiene anclado en las costas del puerto de Manzanillo, desde el pasado 14 de febrero, derivado de un brote de influenza que ya fue atendido por la Secretaría de Salud y Bienestar Social de Colima.

La dependencia informó que a través del programa de Sanidad Internacional se recibió la notificación del arribo del navío de nombre Puma, procedente de San Francisco, California, con 21 tripulantes, en su mayoría europeos: de Lituania, Rusia y Ucrania; así como un mexicano y un chileno.

De éstos, 11 mostraban síntomas de influenza como fiebre y gripe, por lo que abordó el personal de salud para darles la atención.

Luego de aplicar la toma de muestras y dar tratamiento a toda la tripulación, se obtuvo la confirmación del Laboratorio Estatal de Salud Pública de dos casos positivos a influenza H3N2, informó la secretaría a través de un comunicado.

Tras darles tratamiento, confirmó que los pacientes ya no muestran síntomas desde hace 48 horas, pero se les sigue brindando el seguimiento correspondiente, así como monitoreo de temperatura dos veces al día a toda la tripulación.

Los pacientes no contaban con antecedentes de vacunación contra la Influenza, cuya variedad que presentaron está incluida en la vacuna trivalente que se aplica en México, por lo que se les recomendó su aplicación.

Por Martha de la Torre

oos

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
EstadosDescarta que Morena
pierda la elección,
pese al conflicto interno. ILUSTRACIÓN: ALLAN G. RAMÍREZ

Entre ganar e impugnar; Alejandro Armenta