Tren Interurbano. Terminan 13 de 30 convoyes

Para el Tren Interubano, CAF está encargada de la elaboración de trenes, habilitación de la vía ferroviaria, centro de control e infraestructura de energía

Tren Interurbano. Terminan 13 de 30 convoyes

HUEHUETOCA. A casi 80 kilómetros de la capital del Estado de México, en un búnker de 25 mil metros cuadrados se ensamblan los 30 trenes que integrarán la flotilla del Tren Interurbano, que conectará Toluca con la Ciudad de México.

Se trata de la planta de la empresa española Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF), que se instaló en México en 2008, como parte
del conglomerado de fábricas que tiene en países como India, Brasil, Estados Unidos y próximamente en Reino Unido.

Para el director de CAF en México, Maximiliano Zurita, la empresa española apuesta por participar en más proyectos de autotransporte ferroviarios en el país, mismo que considera el más eficiente en la actualidad.

Tenemos gran interés en este país, dijo el directivo de la ferroviaria en un recorrido por el inmueble.

Para el Tren Interubano, CAF está encargada de la elaboración de trenes, la habilitación de la vía ferroviaria, el centro de control y la infraestructura de energía.

El proceso de elaboración se inicia con la recepción del material para ensamblar los trenes; 40% corresponde a piezas hechas en México y el restante viene de Europa y Asia.

En otras naves de la fábrica, se comienzan a montar los motores y las carretillas que van debajo de los trenes. Ese material viene semiconstruido desde España, aunque se complementa con piezas de motores hechos en Querétaro.

En la primera bodega están todas las piezas, almacenadas en cajas; en la última están los vagones terminados, con todos los aditamentos necesarios en su interior, como los asientos y los centros de mando.

De acuerdo con Zurita, hasta el momento terminaron 13 de los 30 trenes con los que contará el sistema del Tren Interurbano.

Tres de ellos ya hacen recorridos. Se tiene previsto concluir el armado a más tardar en abril de 2018, en los talleres y cocheras de Zinacantepec.

Durante el recorrido por esta planta, la empresa presentó los niveles de ensamblaje del que será uno de los próximos proyectos de movilidad en el país y destacó que la creación de esta planta, permita manufacturar y hacer trenes con piezas totalmente hechas en México.

De acuerdo con Francisco Martos, responsable de las armadoras de la empresa a nivel internacional, el objetivo de la planta era hacer trenes para México y América, pero la factoría cuenta con la capacidad para hacerlo para todo el planeta.

La decisión de esta planta es estratégica. Queríamos estar en este país, porque no tenemos problema con la lengua, y queremos fabricar para otros países. Es una fábrica muy competitiva y queremos continuar con ella muchos años, precisó Martos.

POR JOSÉ RÍOS

FOTOS: ÉDGAR LÓPEZ

¿Te gustó este contenido?