Tolerancia, eje del último día en La Ciudad de las Ideas

El investigador de la UNAM, Miguel Carbonell, resaltó que la libertad de expresión es para descubrir la verdad, escuchar a los demás y lograr una participación en la democracia

El grupo latinoamericano chocó contra el grupo de pensadores compuesto por el sociólogo Frank Furedi, la abogada Nadine Strossen, entre otros. FOTO: ESPECIAL
El grupo latinoamericano chocó contra el grupo de pensadores compuesto por el sociólogo Frank Furedi, la abogada Nadine Strossen, entre otros. FOTO: ESPECIAL

PUEBLA.- Sin intolerancia ni autoritarismo, pero sí con respeto a las diferentes expresiones es como se pronunciaron los participantes del panel El debate sobre tolerar la intolerancia.

En el último día de actividades de La Ciudad de las Ideas, los abogados de origen latinoamericano, Miguel Carbonell, Ariel Gelblung y Axel Kaiser, y el periodista Sergio Sarmiento, consideraron que es de suma relevancia expresaron su apoyo a la libertad de expresión en las sociedades sin que se le brinde espacio a la intolerancia ni al autoritarismo.

 

El grupo latinoamericano chocó contra el grupo de pensadores compuesto por el sociólogo Frank Furedi, la abogada Nadine Strossen, el periodista Brendan O’Neill y el defensor de derechos humanos, Zachary Wood, quienes se pronunciaron a favor de las libertades sin importar que en un inicio corresponda a ideas intolerantes.

 

Al respecto, el investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Miguel Carbonell, resaltó que la libertad de expresión es para descubrir la verdad, escuchar a los demás y lograr una participación en la democracia.

 

Las palabras incitan a la acción y no todas las palabras son buenas. Tenemos que poner límites a la intolerancia, a ideas de un pederasta o a las ideas de mutilación de órganos sexuales, explicó.

 

El periodista mexicano, Sergio Sarmiento, explicó que la democracia solo tiene sentido cuando se defienden los derechos pero no se puede abrir la puerta a la ignorancia.

 

Axel Kaiser , director ejecutivo de la Fundación para el Progreso, uno de los centros de investigación de liberalismo clásico más influyentes de América Latina, resaltó que no se pueden tolerar ideas intolerante, lo que no quiere decir que no se respete la libertad de expresión.

 

En tanto, Ariel Gelblung, el fundador del Centro Simon Wiesenthal para América Latina, explicó que la libertad es un principio fundamental de las personas, sin embargo, no se pueden permitir ideas que lastimen y dañen.

 

En el grupo contrario a los latinoamericanos, el periodista Brendan O’Neill, comentó que la discusión de las ideas puede permitir a la sociedad escoger el mejor camino, sin censurar desde el inicio de la discusión.

 

La abogada Nadine Strossen, comentó que en la historia reciente, todas las organizaciones fueron atacadas porque se colocaron como amenaza contra el status quo.

 

Por Claudia Espinoza

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
EstadosEncuesta LOS MEJOR
CALIFICADOS
EN ESTADOS. FOTO: EL HERALDO DE MÉXICO

Los mejor calificados en estados