Tarea abre cloaca en las aulas

Proyecto de alumnas de la Autónoma de Yucatán para mapear Mérida halla la mayoría de casos en los campus

Un caso reciente de acoso sexual en la UADY impulsó a los alumnos a salir a las calles a protestar. Foto: Herbert Escalante
Un caso reciente de acoso sexual en la UADY impulsó a los alumnos a salir a las calles a protestar. Foto: Herbert Escalante

El proyecto surgió como actividad escolar, en el que invitaron a alumnas de la Facultad de Antropología a participar en un mapeo para señalar en qué zonas de Mérida habían sufrido acoso sexual, pero, para su sorpresa, la mayoría de casos ocurrió en los campus de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY).

Posteriormente empezaron a recibir testimonios de más estudiantes que pedían ayuda tras ser agredidas sexualmente, ya que los directivos universitarios y las autoridades ministeriales las habían ignorado. Se percataron de que no sabían a dónde acudir a denunciar, ni tenían respaldo.

Entendimos que la situación estaba muy fea; lo que empezó como un proyecto, fue creciendo porque el problema es muy serio. Esta violencia se ha normalizado en la universidad y no hay medidas para solucionarlo, explicó Rosa Elena Cruz Pech, estudiante de octavo semestre de la licenciatura de Historia.

Ella, junto con varias compañeras, han alzado la voz ante los constantes casos de acoso y hostigamiento sexual que sufren desde hace años en las instalaciones educativas, cometidos por alumnos y profesores.

Las estudiantes lanzaron la campaña UADY Sin Acoso, que tiene como objetivo visibilizar estas agresiones, prevenirlas y erradicarlas.

Recientemente salió a la luz el caso de Paola, una alumna de la Preparatoria Uno de esa casa de estudios, quien acusó al profesor de Tecnologías de la Información, de nombre Carlos Enrique, de haberle tocado la pierna de forma lasciva. El hecho ocurrió al terminar una clase, cuando ella pidió la revisión de sus calificaciones.

Este caso generó indignación entre el alumnado, que decidió salir a las calles a protestar para exigir a los directivos de la universidad que dejen de proteger a los profesores acosadores.

Rosa Elena también ha sido víctima. Hace poco más de un año fue abusada sexualmente por un desconocido y, a pesar de que sólo sus familiares sabían del hecho, sufrió ataques anónimos en redes sociales en los que se burlaban de ella exhibiendo su caso.

Habrá respuesta en breve

Para la responsable del Programa Institucional de Igualdad de Género de la UADY, Leticia Paredes Guerrero, esta problemática no es nueva. Durante nueve años han realizado investigaciones en las que documentaron la violencia, con la intención de construir un protocolo de prevención, atención y sanción.

Precisó que, tras este proceso, respaldado con investigación, revisan el protocolo en el área legislativa del Consejo Universitario, que esperan se apruebe y opere a más tardar en dos meses.

Por Herbert Escalante

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
EstadosBarbosa publicó en su Twitter que los elementos de su ley incluye la consulta ciudadana y rendición de cuentas. Foto: Especial.

Alistan ley para incluir a sociedad