Sufren por los préstamos gota a gota

En lo que va del año, suman siete detenidos por extorsión con este sistema surgido en Sudamérica

Aspecto del mercado sobre ruedas
Aspecto del mercado sobre ruedas FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM

Laura es dueña de una papelería en Nezahualcóyotl y el año pasado fue víctima de los prestamistas del sistema gota a gota, los cuales conoció personalmente cuando una vecina le recomendó acudir con ellos para salir de un apuro. Vivió una jornada de amenazas para ella y su familia.

En los últimos dos meses, siete ciudadanos colombianos fueron detenidos en el Estado de México por su probable responsabilidad en la realización de préstamos de efectivo irregulares con el esquema gota a gota.

Seis de esos arrestos se suscitaron en las últimas tres semanas, según detallan reportes de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México y de la Secretaría de Seguridad.

El número de incidencias superan a las cinco que registradas en 2018: un hombre fue detenido en Ozumba, en abril; en septiembre una pareja cayó en calles de Naucalpan y otros dos más en Toluca, en noviembre.

Gráfico: Paul Perdomo

En la mayoría de los casos, los extranjeros son llevados por las autoridades en flagrancia cuando transitan, en moto o automóvil, y se les detecta como parte de una célula de extorsiones.

Surgido en Medellín, Colombia, el sistema gota a gota consiste en préstamos en efectivo que van desde los dos mil hasta los 60 mil pesos que se cobran diariamente, con intereses que ascienden hasta 50 por ciento.

Los extranjeros se establecieron en el país en 2015, cuando llegaron en calidad de turistas para después crear de la red préstamos clandestinos con gran presencia en el Valle de México.

El nombre viene porque con el pago de esos altos intereses, dejan a los ciudadanos sin dinero y la cobranza es de una forma amenazadora.

A Laura, los extranjeros le prestaron 10 mil pesos en efectivo con una tasa de interés de 20 por ciento. Creyó que con las cuentas del día pagaría la cuota de 600 pesos diarios para liquidar en un mes. Sin embargo, no completó la cifra en su venta diaria, lo que provocó la molestia de los usureros.

No permiten negociar. Cuando no puedes completar, comienzan a decir de forma violenta que te mandarán a golpear y a saquear el local, la casa, comentó.

Pasaron los días y la deuda rosaba los 20 mil pesos, mientras que el tono amenazante de los colombianos aumentaba. Nunca pensó en denunciar. Ella pudo liquidar su deuda gracias a la ayuda de un familiar. Al final, fue víctima de una estafa.

Las detenciones de este año ocurrieron en Tecámac, Chimalhuacán, Ecatepec y Tultitlán, donde no fueron decomisadas armas, salvo un bóxer que presuntamente utilizaban para amenazar.

También se han presentado casos en Oaxaca, Monterrey y Querétaro, estado donde se han deportado a 50 colombianos a su país.

Por José Ríos

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
EstadosLa consejera Dania Ravel impulsa el derecho a cambiar datos en credencial. Foto: Especial

Solicitan modificar su identidad