Secuestrados en Chihuahua fueron engañados con promesas de trabajo

Las víctimas señalaron que fueron contactadas bajo la promesa de emplearse en la colocación de “cercas”, con un pago diario de 350 pesos

La Fiscalía General del Estado informó que lleva a cabo las indagatorias por el delito de trata de personas y se dará vista al Ministerio Público Federal. Foto: Especial
La Fiscalía General del Estado informó que lleva a cabo las indagatorias por el delito de trata de personas y se dará vista al Ministerio Público Federal. Foto: Especial

Chihuahua.- Elementos de la Agencia Estatal de Investigación, adscritos a la Fiscalía de Distrito Zona Occidente, en coordinación con la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas, rescataron a 21 hombres que se encontraban en contra de su voluntad en un campamento en el municipio de Ocampo, donde los obligaban a trabajar en el cultivo de droga.

De acuerdo con un comunicado, la mayoría de las víctimas proceden de varios estados de la república y cuatro tenían reporte de desaparición en las ciudades de Chihuahua y Cuauhtémoc, donde fueron contactadas bajo la promesa de emplearse en la colocación de cercas, con un pago diario de 350 pesos.

Los afectados señalaron que con engaños fueron llevados a la zona, un paraje de difícil acceso en la sierra Tarahumara, para preparar varios predios para la siembra de amapola y marihuana.

La carpeta de investigación comenzó a integrarse desde un año, gracias a denuncias anónimas, donde alertaron que un grupo criminal mantenía en contra de su voluntad a varios hombres, a los que obligaba a trabajar en el cultivo de marihuana y amapola en dicho municipio.

Con base en dicha investigación se preparó un operativo con más de 50 elementos de la Agencia Estatal de Investigación, quienes se trasladaron el pasado martes al lugar conocido como La Gallina de la sección de Yoquivo, municipio de Ocampo.

El trayecto tuvo una duración de ocho horas de camino y concluyó la víspera con el rescate de las personas.

En el relato de las víctimas, detallan que desde las seis de la mañana los levantaban a trabajar y durante la noche los metían a dormir a una cueva, donde eran vigilados por sujetos armados quienes los golpeaban y amenazaban de muerte en caso de que intentaran escapar.

En el lugar se aseguró una camioneta Chevrolet Silverado, modelo 2005, que era utilizada para el traslado de víveres, además había un radio de comunicación marca Kenwood, con el que los delincuentes mantenían comunicación.

Algunos de los afectados señalaron haber cumplido dos años y medio en cautiverio.

La Fiscalía General del Estado informó que lleva a cabo las indagatorias por el delito de trata de personas y se dará vista al Ministerio Público Federal, por lo que se refiere a delincuencia organizada y narcotráfico.

Por Notimex

¿Te gustó este contenido?