Se fugan peces de Morelos tras sismo

Estiman en Morelos que unos 870 mil peces migraron a otros cuerpos de agua tras el daño en 239 estanques

Tilapias. www.naturalista.mx
Tilapias. www.naturalista.mx

El sismo del 19 de septiembre no sólo dejó 69 muertos y más de 20 mil viviendas afectadas en Morelos, sino que también dañó manantiales e infraestructura acuícola; en este último caso, se ha detectado la fuga de 870 mil ejemplares de especies exóticas.

Al menos 239 estanques de concreto de granjas se fracturaron y ello generó la liberación de especies acuáticas invasoras –ornamentales y de consumo–.

Estas especies en granjas acuícolas no representan ningún peligro, pero al encontrase en ecosistemas ajenos, se convierten en depredadores y provocan cambios en la flora y la fauna del hábitat.

Ahora la tarea es para productores acuícolas, principal-mente, quienes tienen la responsabilidad de colaborar en la recaptura y control de los peces invasores, llamado al que incluyen a la población en general para que alerte de la presencia de estos peces en ríos, lagunas o cualquier otro cuerpo de agua en el estado, y de los probables cambios que generen.

El secretario de Desarrollo Sustentable en Morelos, Topiltzin Contreras MacBeath, solicitó el apoyo de la ciudadanía y de los acuicultores para reportar la presencia de las especies en los cuerpos de agua.

Aclaró que los invasores en su mayoría serán depredados por especies nativas, pero hay otras como la tilapia y el langostino malayo, que podrían ocasionar serios problemas.

Explicó que el dato global de las especies que escaparon derivó de un trabajo de la Comisión Nacional para el Cono- cimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio).

Lo peligroso aquí es que las especies invasoras se empiecen a reproducir y se coman todo lo que encuentren, incluso podrían acabar con otras especies endémicas, es decir, originales de Morelos; el proceso podría llevar sólo dos años, indicó.

LEE: Morelos duplica cifra de viviendas que serán demolidas por sismo

De acuerdo con la Conabio, los escapes de especies exóticas y su potencial establecimiento en otros ecosistemas, puede ocasionar severos impactos a la vida silvestre y a las actividades humanas productivas relacionadas con el medio acuático.

 

Por Guadalupe Flores

¿Te gustó este contenido?