Santiago marcó al 911 antes de morir: Fiscalía de Sonora

Una llamada registró los sonido de los disparos; con éste, quedaron resueltos los dos crímenes contra periodistas: fiscal

CIENCIA. La fiscal dijo que se usaron distintas disciplinas periciales para esclarecer el caso. Foto: Especial
CIENCIA. La fiscal dijo que se usaron distintas disciplinas periciales para esclarecer el caso. Foto: Especial

Un crimen pasional y una confusión por parte de integrantes del crimen organizado son las causas que estableció la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora en torno a los asesinatos de los periodistas Santiago Barroso y Reynaldo López.

La fiscal general Claudia Indira Contreras Córdova descartó así que se trate de crímenes perpetrados en contra de la libertad de expresión y aseguró que la celeridad con la que se resolvieron ambos casos –ocurridos en hechos distintos en menos de un mes– son un mensaje de que no habrá impunidad.

 

Queremos cambiar la historia y queremos que sea precedente Sonora en estos casos, dijo la funcionaria estatal, al referirse a los homicidios de periodistas en todo el país, cuya mayoría no han sido resueltos.

 

En entrevista, detalló que en el caso de Barroso, quien fue asesinado el 15 de marzo en el municipio San Luis Río Colorado, dijo que la víctima llamó al 911; se identificó y solicitó una unidad de la Policía porque tenía un problema con una persona afuera de su casa.

Con la llamada abierta, se pudo escuchar el sonido de varios disparos; posteriormente, la voz de la víctima herida, pidiendo que rápido mandaran una ambulancia.

Después, dijo, una mujer que se identificó como la esposa de Barroso reforzó la petición para que enviaran una ambulancia, pero el periodista falleció en el hospital.

Agregó que a través de cámaras de vigilancia de particulares y del C5, además de información de testigos, se logró la detención del presunto asesino.

El atacante fue identificado como Omar N, un empleado del ayuntamiento, quien agredió a Barroso derivado de una relación afectiva que presuntamente sostenía la víctima con una mujer.

En el caso de Reynaldo López, asesinado el 16 de febrero –cuando viajaba con Carlos Cota, quien resultó herido–, explicó que se trató de una confusión, pues los asesinos tenían planeación sobre un vehículo con esas características, pero iban tras otro objetivo.

Hay hasta ahora ocho detenidos; cinco vinculados con el crimen, y suman otros delitos como asociación delictuosa.

 

Por FABIOLA CANCINO

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
EstadosREUNIÓN. En el encuentro ProgresivaMente
estuvo presente Yeidckol Polevnsky. Foto: Especial.

Defiende idea del progreso