Muere el veterano más querido de Cruz Roja Guadalajara

Roberto González presentó fractura cráneo-encefálica y fue trasladado a la clínica 46 del Instituto Mexicano del Seguro Social y tras varias horas de agonía finalmente murió

roberto_gonzalez_cruz_roja_guadalajara
Este jueves cumplió su última jornada, en 69 años, para la benemérita institución Foto: Adriana Luna

Roberto González Pulido, de 91 años de edad, cumplió este jueves su última jornada como voluntario en la Cruz Roja tapatía, labor que realizó durante 69 años. El Comandante Pulido como era conocido por todos murió esta noche luego de ser atropellado por un sujeto que viajaba camioneta de redilas en las calles de San Diego y la calzada Independencia en el centro de la ciudad. El veterano cruzaba la arteria vial para regresar a casa cuando sucedió la tragedia.

Paramédicos de la Cruz Roja acudieron al servicio y a su llegada se dieron cuenta que se trataba del veterano más querido de la institución. El comandante Pulido presentó fractura cráneo-encefálica, lo estabilizaron y trasladaron a la clínica 46 del Instituto Mexicano del Seguro Social. Tras varias horas de agonía finalmente murió.

Foto: Adriana Luna

Un ejemplo de entrega

Roberto se inscribió el 14 de abril de 1950 como voluntario. Durante los últimos 69 años cumplió sin falta con su turno, llegaba a las 9 de la mañana a las instalaciones ubicadas en el Parque Morelos y se retiraba a las 2 de la tarde. Él siempre cargaba en su bolsillo, la primera credencial que lo corroboraba como miembro de la Cruz Roja. La consideraba uno de sus más grandes tesoros. Al comandante Pulido le tocó participar en las explosiones del 22 de abril en el sector Reforma de Guadalajara; también salvó la vida de muchas personas en huracanes, sismos y accidentes. La imagen del voluntario veterano cargando cajas de víveres para los damnificados del terremoto en CDMX (septiembre 2017) le ganó reconocimiento nacional e internacional. Sus compañeros lo veían como un ejemplo admirable, ya que toda su vida la dedicó para ayudar a otros.

Su vida es la Cruz Roja. Siempre como voluntario, nunca recibió sueldo, reconoció a El Heraldo su hija María Guadalupe Patricia González.

Foto: Especial

Por: Adriana Luna

dhfm

¿Te gustó este contenido?