Roban cuatro trenes al día en ruta Veracruz-CDMX

Huachicoleros provocaron una crisis al saquear vagones de Ferromex en Puebla

Foto Enrique Hernández
Foto Enrique Hernández

El saqueo de cuatro trenes diarios en septiembre a Ferromex y Ferrosur en el Triángulo Rojo de Puebla es como en el Viejo Oeste y la Revolución Mexicana, se convirtió en una crisis que no es detenida ni con drones, bardas, 500 guardias de seguridad ni con todas las acciones de inteligencia.

Tenemos una crisis en la ruta Veracruz-Ciudad de México, que es de unos 450 kilómetros, y ahí se está dando 67 por ciento de los robos a Ferromex y Ferrosur, afirma Lourdes Aranda Bezaury, directora de Relaciones Gubernamentales de Ferromex y Ferrosur.

En agosto se robaban más de tres trenes en promedio por día, algo que subió a cuatro en septiembre. Si sigue esa tendencia es gravísima, advierte.

En el pasado, los robos al ferrocarril en varias entidades de la República Mexicana era realizado por grupos pequeños, pero en Puebla, Veracruz y Tlaxcala ahora es el crimen organizado con armas de alto poder y usando a un pueblo como escudo, cuenta a El Heraldo de México.

 Huachicoleros, el robo del siglo de granos por asalto a tren

Los atracos comenzaron a subir a partir de que las autoridades de Veracruz, Puebla y el Ejército Mexicano atacaron a los huachicoleros, quienes sustraían de manera ilegal combustibles de los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) que pasan por los municipios de Tepeaca, Palmar de Bravo, Quecholac, Acatzingo, Acajete y Tecamachalco, Puebla.

En los entornos de los estado de Guanajuato y Puebla ha habido varios reportes de robo al tren que sale de lo normal, comenta Gustavo de Hoyos Walther, presidente del Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex). El saqueo pasó de un índice razonable a algo que raya en el exceso, agrega. Interpretamos que las bandas delictivas migraron de robar los ductos a robar el tren, lo cual es un fenómeno delictivo no visto antes y único de México, asume Lourdes Aranda.

Los directivos de la empresa han sostenido reuniones con las autoridades de Puebla, Veracruz y Tlaxcala. Después de los encuentros; en Veracruz hubo una respuesta positiva y motivó que de agosto a septiembre cayeran 27 por ciento los asaltos y en Tlaxcala el índice delictivo también bajó 29 por ciento, expresa. El delito en contra de los trenes en Puebla de agosto a septiembre de 2017 aumentó 29 por ciento, a pesar de que se le pidió ayuda al gobierno poblano encabezado por José Antonio Gali, explica la directiva de la empresa ferroviaria.

No ha cambiado la dinámica de robo en Puebla y nuestra interpretación es que no se le ha dado atención al problema que se debía de darles, y no hay la fuerza que se requiere para combatir a las bandas, asegura la ex subsecretaria de Relaciones Exteriores (SRE).

 Huachicoleros venden en la web lo robado

Aranda Bezaury dice que el saqueo a los ferrocarriles generó un problema adicional para la cadena de distribución, ya que colapsó la red ferroviaria y están detenidos los furgones en el Puerto de Veracruz por tres días.

UN EJÉRCITO

Nosotros somos una compañía de ferrocarril de carga y tenemos dos mil guardias de seguridad: Un porcentaje alto de nuestros empleados no se dedica a mover ferrocarriles, sino se dedica a cuidarlos, expresa la directiva.

La mitad de los guardias no están armados para proteger a los ferrocarriles, ni van a atacar a la población civil, en los que se escudan los criminales para saquear todos los días a los trenes, dice Lourdes Aranda.

Ferromex contrató un mayor número de seguridad privada, y cambió a los elementos para vigilar los furgones; se tomaron otras medidas y recomendaciones de las autoridades para atacar el delito. Pero no cambió en nada el problema, y al contrario el robo a La Bestia continuó.

La ferroviaria construyó una barda a la salida del Puerto de Veracruz para evitar asaltos, pero esa estrategia es carísima y no se puede hacer en toda la ruta México a Veracruz, expone.

 Facebook se deslindó de la venta de artículos robados

Traemos drones que ayudan a vigilar, los mandamos para ver si hay barricadas y bloqueos en la red del tren en Puebla y tenemos más de 500 guardias de seguridad, señala Aranda.

Durante septiembre de este año se robaron más de dos mil toneladas de maíz amarillo para alimentar ganado y frijol soya para la producción de aceite, comenta Jorge García de la Cadena Romero, presidente de la Asociación de Avicultores de Tehuacán.

El primer fin de semana de septiembre nos bajaron 500 toneladas de maíz y 400 toneladas de frijol soya del tren, eso representa más de cinco millo- nes de pesos perdidos por los productores, señala. En todo el año han sido siete mil toneladas de granos.

El empresario agrega que las aseguradores están afilando su lápiz para que el año que entra suba el contrato de las pólizas de tren.La compañía de trenes está preocupada, pero los perjudicados somos nosotros y está cañón el robo a los trenes, concluye.

Por Enrique Hernández

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
EstadosREDUCCIÓN La cifra de migrantes poblanos a EU disminuyó de manera considerable este año debido a la política migratoria que aplica Donald Trump. Foto: AP

Remesas dan alivio a 164 municipios