Profepa clausura de manera definitiva proyecto hotelero en Tajamar

La Profepa impuso una multa y la restauración inmediata de 14,160.86 metros cuadrados de un ecosistema costero, al desarrollo inmobiliario YNFINITY

FOTOS CUARTOSCURO
FOTOS CUARTOSCURO

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) impuso una multa por un millón 56 mil 860 pesos y ordenó la Clausura Total Definitiva, así como la restauración inmediata de 14,160.86 metros cuadrados de un ecosistema costero, al desarrollo inmobiliario YNFINITY, ubicado en la zona hotelera de Cancún, Quintana Roo.

La resolución administrativa emitida contra la persona moral denominada Vanguard Caribe Comercializadora, S.A. de C.V., responsable del proyecto, ratifica que el desarrollador realizó obras sin contar con la autorización en materia de impacto ambiental que otorga la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).

Las sanciones administrativas y económicas, así como la clausura impuesta como sanción, se aplican contra el desarrollo turístico hotelero denominado ELEMENTHAL, conocido comercialmente como YNFINITY, construido a casi 500 metros de la Laguna de Nichupté, en la zona del Malecón Tajamar de Cancún, municipio de Benito Juárez.

El 11 de septiembre, la Profepa ordenó la clausura total temporal contra el proyecto YNFINITY, tras constatar que se construía sin haber obtenido autorización federal en materia de impacto ambiental que debe otorgar la SEMARNAT.

 Denuncian a Denisse de Kalafe por ecocidio

El 7 de noviembre de 2017 la Profepa repuso sellos de la Clausura Total Temporal impuesta contra dicha obra, en atención a un escrito y una denuncia pública presentada ese mismo día, donde se acusaba el retiro ilegal de estos y el reinicio de obras de construcción.

El área afectada cuenta con la presencia de ejemplares flora y fauna de vida silvestre como mangle botoncillo y blanco, así como ejemplares característicos de selva en estado de sucesión secundaria, entre los que destacan: chaca (Bursera simaruba), Chechén (Metopium brownei), Jabín (Piscidia piscipula), Tzalam (Lysiloma latisiliquum), Ficus (Ficus obtusifolia), Ciricote de playa (Cordia sebestena); Subín (Acacia cornigera) y Guaje (Leucaena leucocephala) con altura promedio de 5 metros.

También se detectó la presencia de fauna silvestre asociada al ecosistema en cuestión, consistente en el zanate (Quiscalus mexicanos), garza blanca (Ardea alba), cormorán (Phalacrocorax sp), cenzontle (Mimus gilvus), calandria (Icterus auratus) y la Iguana rayada o espinosa (Ctenosaura similis), esta última, enlistada en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, en la categoría de Especie Amenazada.

POR ELVA MENDOZA  / IMÁGENES: CUARTOSCURO 

 

¿Te gustó este contenido?