Presencia militar aumenta en Puebla tras enfrentamiento

La Policía Federal y la Sedena seguirán trabajando hasta terminar con el problema del robo de combustibles en el estado de Puebla

Puebla. Foto: Cuartoscuro
Puebla. Foto: Cuartoscuro

El gobernador de Puebla, Antonio Gali, anunció hoy el reforzamiento de la presencia del Ejército en este estado del centro de México, con la llegada de 2.000 soldados, para acabar con las bandas dedicadas al robo de combustibles.

Hoy se sumarán alrededor de 2.000 elementos militares al combate de las organizaciones criminales involucradas en el robo de combustibles, cuyos integrantes son conocidos como huachicoleros, dijo Gali a la cadena Televisa, tras recordar que el jueves llegaron 400 elementos a la zona, dos helicópteros y vehículos artillados.

El aumento de la presencia castrense se produce después de que cuatro soldados y seis civiles perdieran la vida el miércoles en un enfrentamiento con presuntos huachicoleros registrado en el poblado Palmarito.

Los militares acudieron al lugar tras recibir una alerta sobre una toma clandestina y fueron recibidos a tiros por grupos armados que utilizaron a niños y mujeres como escudos humanos, de acuerdo con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

El gobernador destacó hoy la necesidad de capturar a los líderes de esas bandas y seguir con el diálogo con las familias para que desistan de apoyar a los delincuentes.

Vamos a responder, a detener a estas bandas, sentenció tras recordar que ya fue detenido el segundo del grupo criminal Los Bukanas, que opera en Veracruz y después se metió en Puebla.

Ahora el objetivo es Antonio Martínez, alias el Toñín y líder de otra banda, apuntó.

Gali acusó a los huachicoleros de la zona conocida como el Triángulo Rojo de haber descompuesto el tejido social comprando a ciudadanos, entre ellos niños, a los que pagan salarios de 12.000 pesos mensuales (unos 632 dólares) por vigilar la zona cuando se llevan a cabo las tomas clandestinas.

Las fuerzas de seguridad, así como personal de la Secretaría de Educación Pública, ya están recorriendo casas y escuelas, con el fin de concientizar a estas familias del delito que están cometiendo, apuntó.

La Policía Federal y la Sedena seguirán trabajando hasta terminar con este problema, aseguró el gobernador, quien indicó que también se combatirá la corrupción que ha alcanzado a los policías municipales y permitido el crecimiento de este delito.

Por EFE

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso