Otra vez Grupo México causa daño ecológico

Asociación Poder señala que minera será ampliada en Sonora, pero no especifica impacto ambiental ni acciones por colapso

Se hacen labores de limpieza en el Río Sonora en 2017, luego del derrame de 2014. Foto: Cuartoscuro
Se hacen labores de limpieza en el Río Sonora en 2017, luego del derrame de 2014. Foto: Cuartoscuro

Grupo México sigue ampliando la mina de Buenavista del Cobre, en Sonora; no obstante, la empresa no especifica si llevará a cabo obras para prevenir derrames o colapsos.

Frente a la posibilidad de derrame, colapso por inestabilidad o sobresaturación, se plantea como medida, el monitoreo de los cuerpos de agua superficial y subterránea. Sin embargo, esta acción no es suficiente, la empresa no explica si llevará a cabo obras que eviten el derrame, por ejemplo, el aumento de los bordos, y por lo tanto, no precisa las especificaciones técnicas para la prevención de derrames o colapso, indica un análisis de la asociación civil Poder.

La firma, que se dedica a la rendición de cuentas y transparencia en empresas de América Latina, detalló que en el informe preventivo presentado por la empresa a las autoridades para que autorizaran la construcción de una nueva presa de jales (residuos de minería) no se especifican adecuadamente los impactos ambientales que la presa tendría en la zona, ni las acciones que tomarían para mitigarlos.

Grupo México tuvo una fuga en la Terminal Marítima de Guaymas que derramó tres mil litros de ácido sulfúrico en aguas del Mar de Cortés, situación que, expuso la empresa, ya había sido controlada y no afectó a ninguna persona.

Grafico: Paul D. Perdomo

La mina de Buenavista del Cobre en Sonora, perteneciente al Grupo México, se encuentra en un proceso de ampliación, que la convertiría en la tercera más grande del mundo, a pesar de que no cumple plenamente con el reglamento de la Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente en Materia de Evaluación de Impacto Ambiental.

A este incumplimiento se suma que en el informe no se estimaron de manera adecuada las emisiones, descargas y residuos que generaría la presa, ni se describen todas las sustancias que se llevarían al lugar consecuencia de la actividad minera.

A pesar de ello, la empresa recibió la autorización para la ampliación de las operaciones.

Cabe resaltar que en la NOM-141-SEMARNAT-2003, donde se establece la caracterización para el establecimiento de presas de jales, no se consideran algunos aspectos relacionados al impacto de la minería en el medio ambiente, como sucede en el caso de Buenavista del Cobre: 1) el impacto de tener dos presas de jales a una distancia menor a 2 km; 2) el impacto acumulado por interferir en dos cuencas hidrográficas simultáneamente por un mismo proyecto, alerta la asociación.

Este proyecto, por orden de un juez, se encuentra en proceso de consulta pública en la actualidad.

Ayer, Grupo México tuvo una caída en la Bolsa Mexicana de Valores de 2.07% y la acción está en 48.22 pesos.

NO SE AFECTÓ AL PUERTO

Víctor Abraham Larios, director general de la Administración Portuaria Integral (API) de Guaymas, Sonora, dijo a El Heraldo de México que la fuga de 3 mil litros de ácido sulfúrico fue controlada el mismo día, sin afectación a la actividad del puerto.

Señaló que esa terminal la tiene en concesión la empresa Metalúrgica de Cobre, filial de Grupo México, y el daño fue atendido de manera inmediata por personal de la Secretaría de Marina.

Nosotros aplicamos el protocolo de seguridad que posteriormente fue atendido por la Secretaría de Marina y la Profepa, que ahora evalúa los daños al ambiente, mencionó el titular de la API.

Dijo que no registraron lesionados durante el evento. Sabemos que estaban realizando pruebas y falló o no resistió una de las válvulas y eso originó el percance.

Por Ender Marcano y Enrique Torres

¿Te gustó este contenido?