ONG condena muerte de cuatro menores migrantes custodiados por autoridades

"Pueblo sin fronteras" lamentó el sistema de criminalización, detención y deportación de migrantes en México

Estación migratoria en México
Los activistas y defensoras consideras que las estaciones migratorias en México "están rebasadas". Foto: Cuartoscuro

En seis meses, son cuatro migrantes muertos custodiados por autoridades migratorias, aseguró la organización Pueblo sin fronteras, tras recordar que el deceso de la niña guatemalteca, el pasado 15 de mayo, en la Ciudad de México, se suscitó durante el proceso de deportación por parte del gobierno de México.

Una niña de apenas 10 años de edad murió de una enfermedad desconocida durante el proceso de deportación al que fue sometida junto con su madre. Esta pequeña, de quien las autoridades no han dado a conocer su nombre, fue asesinada por el sistema de criminalización, detención y deportación del gobierno mexicano, se lee en el comunicado de prensa de la organización.

Insistió en las violentas redadas en la costa de Chiapas de los agentes del Instituto Nacional de Migración (INM),y  lamentó que mientras la ayuda humanitaria es criminalizada, se busca deslegitimar cualquier acto solidario.

Las estaciones migratorias están rebasadas. Permiten que Estados Unidos expulse a los solicitantes de asilo hacia México. Si el gobierno mexicano sigue los pasos del estadounidense por el camino del racismo, la xenofobia y la criminalización de la migración, es de esperar que recogerá el mismo fruto amargo de los cuerpos sin vida de niñas y niños migrantes.

Los menores muertos en Estados Unidos en manos de la Aduana y Protección Fronteriza (CBP) son Jakelin Caal Maquin, de siete años, murió el 8 de diciembre de 2018; Felipe Gómez Alonzo, murió el 24 de diciembre de 2018, a los ocho años; Juan de León Gutiérrez, murió el 30 de abril del 2019, a los 16 años; y una niña no identificada, murió el 14 de mayo del 2019, a sus dos años.

Para saber más: Niña de Guatemala murió por una caída en estación migratoria, no por enfermedad: Encinas

Por Jeny Pascacio

¿Te gustó este contenido?