Niño mordió una pila y terminó con parálisis facial; aquí la historia

Aunque el menor ingresó al hospital por su propio pie, su condición fue empeorando hasta perder su capacidad para caminar y moverse

Aquellos interesados en ayudar a Iker pueden hacerlo mediante donaciones a una cuenta bancaria. FOTO: Especial
Aquellos interesados en ayudar a Iker pueden hacerlo mediante donaciones a una cuenta bancaria. FOTO: Especial

Un menor niño de cinco años de edad terminó con parálisis cerebral luego de morder una pila, informaron durante una entrevista los padres del pequeño.

Tan solo una semana antes de graduarse, Iker Fuentes de cinco años, fue diagnosticado con parálisis cerebral espástica cuadriplégica, después de morder una batería.

El menor ingresó por su propio pie al hospital y parecía que todo estaba bien, sin embargo, su condición empeoró y con el paso de los días fue perdiendo su capacidad para caminar y moverse libremente.

Fue sometido a una cirugía de alto riesgo que le provocó hidrocefalia.

Los padres de Iker, originarios de Torreón, Coahuila, esperan que su hijo se recupere por medio de terapias visuales, físicas y de lenguaje. 

Pero no cuentan con los recursos para hacer frente a su situación, por ello solicitan aportaciones económicas para los tratamientos y/o donaciones en especie, como toallitas húmedas y tamales.

Apoyo colectivo

Aquellos interesados en ayudar pueden hacerlo a la cuenta 5256 7816 1300 4790 de Banamex, o llamando al número 87 11 66 42 82.

Por Redacción Digital El Heraldo de México

mypr

¿Te gustó este contenido?