Niegan daño a vaquita

Pobladores aseguran que en sus redes nunca cayó un cetáceo

ACTIVIDAD. Los habitantes afirman
que ellos “ni conocen a las vaquitas”. Foto: Especial
ACTIVIDAD. Los habitantes afirman que ellos “ni conocen a las vaquitas”. Foto: Especial

La extinción de la vaquita marina no sólo perjudica a los mamíferos, sino también a las más de 10 mil personas de las comunidades del alto golfo de California que dedicadas a la pesca, se ven limitados en sus actividades porque las acusan de ocasionar la desaparición de la especie.

Pescadores de la zona solicitaron al gobierno federal demostrar las acusaciones, pues después de casi cinco años de no hacer su principal actividad económica, la vaquita sigue muriendo y en los años en que se mantuvieron activos ningún pescador de la zona vio a ninguno de estos mamíferos atrapados en sus redes, ni sabemos cómo es, destacó Óscar Warner, presidente de la cooperativa del golfo de Santa Clara.

Por ello, pidieron opciones para que puedan retomar sus actividades pesqueras, pues ni siquiera el apoyo otorgado por la administración pasada fue redituable para ellos.

De acuerdo con Óscar Warner, en 2015, cuando se prohibió el uso de las redes agalleras y de enmalle, el gobierno federal les proporcionó una compensación económica de ocho mil pesos mensuales; sin embargo, no fue para toda la población pesquera, pues de las tres personas que trabajaban por lancha, sólo se incluyeron a dos.

Dejaron a un 20 o 30 por ciento fuera del programa, entonces fue gente que no tuvo nada de ingresos y prácticamente fue ese porcentaje el que desgraciadamente se fue a la pesca ilegal, dijo. Además de que el monto otorgado se podía obtener con un día de buena pesca, aunque las ganancias mensuales oscilaban entre 30 mil y 32 mil pesos.

Para hacerle frente a la situación, los pescadores del Golfo de Santa Clara, Sonora y San Felipe, Baja California, propusieron usar una red prototipo, la cual tiene transmisores para evitar que delfines o vaquitas marinas se acerquen; a pesar de que la propuesta convenció, no lograron volver al mar.

Por Frida Valencia

edp

¿Te gustó este contenido?