NASA aprueba nanosatélite poblano

Alumnos y profesores de la UPAEP diseñan aparato espacial que mejorará las comunicaciones con la tierra

AztechSat-1 ya está listo
para enviarse al espacio en
octubre para comenzar operaciones en enero de 2020. Foto: Especial
AztechSat-1 ya está listo para enviarse al espacio en octubre para comenzar operaciones en enero de 2020. Foto: Especial

La Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) lanzará, con apoyo de la NASA y la Agencia Espacial Mexicana, el primer nanosatélite mexicano denominado AztechSat-1, cuya innovación es la reducción drástica de los tiempos para recabar información del espacio.

El vicerrector de Investigaciones de la universidad y director del proyecto AztechSat-1, Eugenio Urrutia Albisua, explicó que este nanosatélite (también llamado CubeSat) cumplió con todas las pruebas de la NASA y está listo para enviarse al espacio el próximo 19 de octubre para comenzar operaciones en enero de 2020.

El aparato, de 10 centímetros de longitud, fue diseñado y construido por alumnos y profesores de la carrera de Ingeniería Aeroespacial de la UPAEP. Cuenta con paneles solares para transformar la luz del Sol en electricidad y activar sus componentes.

Urrutia Albisua mencionó que estos nanosatélites son el futuro para recabar información en tiempo real, porque se comprobará que con bajos recursos se obtendrán datos del espacio exterior en menos tiempo de lo estipulado por satélites tradicionales.

El AztechSat-1 se conectará con otros satélites comerciales para mejorar el tránsito de datos hacia la Tierra.

La información de cualquier otro satélite se puede bajar de otra manera, porque en lugar de mandarla a la Tierra se mandará a satélites comerciales a través de estos nanosatélites, eso representará una innovación en las telecomunicaciones y ahorros en la construcción de proyectos de esta índole.

Dijo que este proyecto duró dos años y el 7 de agosto tuvo la aprobación de la NASA para garantizar que el AztechSat-1 tiene las condiciones para ser lanzado al espacio.

Ya nos dieron permiso de integrar todo el sistema que en estos momentos sigue corriendo pruebas de funcionamiento, para que queden cerrados todos los módulos y se introduzca en una maleta especial en donde será transportado rumbo a Estados Unidos.

Indicó que al llegar a EU se iniciarán las pruebas de vibración, además de los exámenes de temperatura, que irán de los -15 grados a los 60 grados Celsius.

Indicó que el proyecto tuvo un costo de 600 mil dólares y fue posible con el apoyo de la NASA, del Fondo Sectorial del Conacyt, la Agencia Espacial Mexicana y el Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología.

Abundó que en el diseño participaron 90 personas, entre profesores y estudiantes de posgrados e ingenierías; además de que están participando alumnos de carreras como Cine y Producción Audiovisual, Diseño Gráfico, Mercadotecnia y Derecho.

POR JESÚS LEMUS

abr 

¿Te gustó este contenido?