Layín sólo presta ojos a mangos

Mientras el excandidato a gobernador atiende su negocio, tiene observaciones por 225 millones de pesos

CUARTOSCURO.
CUARTOSCURO.
Netlog

Tras los comicios del pasado 4 de junio, el ex candidato independiente a la gubernatura de Nayarit, Hilario Ramírez Villanueva, conocido como Layín, o el alcalde que robó poquito, desapareció de la escena pública, a pesar de haber obtenido el tercer lugar, con 63 mil 721 votos, dos mil 21 votos más que el candidato de Morena.

Sin embargo tendrá que esperar a que se solventen señalamientos por gastos excesivos de campaña, y los propios de su gestión en el ayuntamiento de San Blas, para descansar.

En la alcaldía de San Blas, Layín –ahora, los funcionarios que representan al municipio– debe responder por las observaciones que le hizo la Auditoría Superior del Estado de Nayarit, por las cuentas públicas entre 2009 y 2015 sin solventar, que están en el orden de 225 millones de pesos, derivado de obras públicas inconclusas o no ejecutadas, entre otras.

Contactado por El Heraldo de México, Layín señaló que atiende asuntos personales y relacionados con sus empresas de mango, en San Blas, que aún no decide si volverá a la alcaldía y que programará entrevistas formales próximamente.

El alcalde con licencia ha sido objeto de señalamientos en la campaña que llevó a cabo para la gubernatura, entre otros, por el gasto de nueve millones 297 mil pesos para proselitismo, cuando reportó ingresos por 2 millones 103 mil 529 pesos y recibió financiamiento público de sólo 32 mil pesos. Fue el candidato que gasto más en el proceso, por encima incluso de los que tenían partido.

Además, el 2 de mayo pasado, el titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), Santiago Nieto, dio a conocer que entre las carpetas de investigación de Nayarit, una está relacionada con la falsificación de firmas de apoyo para lograr la candidatura independiente.

 

Por Karina Cancino.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso