La Luna dio vida a especies

El alejamiento del mar ocurrido esta semana permite al océano preservar especies afectadas por cambo climático, como el coral

superluna2
La NASA señala que las lunas llenas durante el invierno en el hemisferio norte tienden a registrar mayor brillo. Foto: Federico Gama

Afectos naturales como la vaciante marina, que ocurrió esta semana en costas de Guerrero y Yucatán, permiten al océano preservar distintas especies que han sido afectadas con el cambio climático, como el coral.

Pese a que la marea se llegó a separar de la costa más de 100 metros, el impulso con el que volvió el flujo del agua a la playa provocó que distintas especies pudieran colonizar otros espacios que sin la ayuda de una corriente fuerte no podrían alcanzar, de acuerdo con el investigador del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM, David Salas.

 

Hay algunos peces que dejan sus huevos en la tierra y con la vaciante se quedaron mucho tiempo sin respirar, pero cuando llegó la ola, regresaron y extendieron su presencia en el mar, explicó el especialista.

 

Así como algunas variedades de coral que son el alimento de distintas especies y debido al calentamiento del mar se encontraban en riesgo.

 

Efectos calculables

 

El experto aseguró que dicho efecto fue producto de la superluna que se presentó el martes pasado, ya que el satélite natural afecta de forma directa a la marea, pues, en realidad, no gira en torno a la Tierra, sino que la Tierra y la Luna giran en torno al centro de masas de ambos.

 

Sin embargo, al ser la Tierra un cuerpo con mayor tamaño que la Luna, la gravedad que ejerce dicho satélite sobre el planeta únicamente atrae al agua de los océanos.

 

Dicho factor, aunado al magnetismo que también ejerce el Sol, aunque con menor cantidad por su lejanía, generan las mareas, efecto que se hizo aún más grande cuando la luna se situó aún más cerca de la Tierra.

 

Esto asustó a las personas porque cuando hay un tsunami, que se tiene registro de los destrozos que ha causado, pasa el mismo efecto, el mar se aleja, pero nosotros ya lo teníamos contemplado, mencionó.

superluna
La Luna atrae el agua que está más próxima a ella. Por ello, la parte del océano que está de cara a la Luna se abomba hacia ella.

 

Especificó que dichos efectos marítimos son calculables, ya que por medio de estudios de astrofísica se puede conocer el movimiento de la Luna y con ello saber cómo se va a comportar el mar, lo que está plasmado en calendarios marítimos.

 

No obstante, comentó que en esta ocasión hizo falta difusión en la materia para hacer público un efecto natural para que la población tuviera conocimiento de ello y no se asustara ante el comportamiento natural de la marea.

 

Por Frida Valencia

jrr

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
EstadosPARO. Siderúrgica del Golfo se encontraba sin actividad desde febrero. Foto: Especial

En Matamoros continúan cierres de empresas