Invisible, la guardia nacional de EU

Uniformados no estarán en campo; se ubicarán en sitios estratégicos de San Diego y Calexico, California

Invisible, la guardia nacional de EU

Como parte del Apoyo de la Operación Guardián y sin ser visibles a la comunidad, arribaron a San Diego y Calexico, en California, un total de 158 miembros de la Guardia Nacional estadounidense para el resguardo de la zona fronteriza entre Estados Unidos y México.

En San Diego, condado vecino de Tijuana, hay 108 elementos, que se suman a otros 51 que se han desplegado en Calexico que colinda con Mexicali, en Baja California.

Todos ellos trabajarán en puntos específicos resguardados que no involucran su despliegue en campo.

Su presencia se debe a la orden del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el 4 de abril, para disminuir el cruce ilegal de personas a su país.

La Patrulla Fronteriza de San Diego dio la bienvenida a la Guardia Nacional de California, quienes como parte de la operación, realizarán funciones de apoyo no relacionadas con la ejecución, como seguridad de alcance, análisis de inteligencia, administración, comunicación especializadas, operadores de cámaras y mantenimiento de vehículos.

Este apoyo será una medida inmediata a corto plazo, que permitirá a los agentes de la Patrulla Fronteriza regresar a la frontera y aumentar la seguridad nacional, informó el jefe de la Patrulla Fronteriza sector de San Diego, Rodney S. Scott.

SU FUNCIÓN

Se pretende el personal de la Guardia Nacional de informes especializados a la Patrulla Fronteriza, sin embargo, sus labores no estarán relacionadas a redadas u operativos para la detención de ciudadanos sin documentos que acrediten su estadía legal en territorio de la Unión Americana.

Según esa corporación, el apoyo de las fuerzas armadas permitirá enfocar sus esfuerzos para la seguridad de los límites del país y con ello evitar el paso ilegal de personas dedicadas al terrorismo, el cruce de armas, personas y drogas.

Mientras tanto, para los activistas en el condado de San Diego la llegada de la guardia nacional es preocupante y podría generar un incremento en redadas y ataques a la comunidad inmigrante.

No estamos apoyando que la guardia nacional este en la frontera de San Diego, pues viene con un espíritu muy diferente al que se vivió cuando se solicitó por parte del presidente Obama y Bush, pueden ser agresivos y hemos visto lo que ha pasado con la patrulla fronteriza, dijo Enrique Morones, fundador de Ángeles de la Frontera en San Diego.

La solicitud de la Guardia Nacional en la frontera fue posterior al conocimiento de las caravanas que venían de Centroamérica con intención de cruzar a EU. mismos que se han instalado en fronteras como las de Calexico con Baja California, Arizona y Texas.

POR MARINEE ZAVALA

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
EstadosFoto: Archivo/Cuartoscuro

Canícula, más intensa