Hay alerta migratoria en Ciudad Juárez

El arribo de extranjeros a esta frontera comienza a desbordar las capacidades de atención de las autoridades municipales

 Migrantes que llegaron procedentes de Coahuila, permanecen en el albergue que instaló el gobierno estatal en Juárez. FOTO: LUNA MARTÍNEZ
Migrantes que llegaron procedentes de Coahuila, permanecen en el albergue que instaló el gobierno estatal en Juárez. FOTO: LUNA MARTÍNEZ

Las autoridades de Chihuahua lanzaron una alerta migratoria al gobierno federal, ante la presencia de más de mil 500 personas en tres albergues de Ciudad Juárez y la advertencia de las autoridades de Estados Unidos de que en dos semanas comenzarán a regresar por esta frontera a los extranjeros para que esperen aquí su trámite de asilo político.

Necesitamos que el gobierno federal tenga una participación más definitiva aquí. Este es un asunto de índole federal y hasta ahorita no hay ofrecimientos de recursos, dijo el subsecretario de Desarrollo Social de Gobierno del Estado, Ramón Galindo.

Después de recibir a más de cinco mil personas desde octubre pasado, cuando comenzaron a llevar las caravanas a México y con más de 600 migrantes albergados, hace una semana el sacerdote Javier Calvillo, director de la Casa del Migrante de Ciudad Juárez, decidió que ya no recibiría a más para que las autoridades se hicieran cargo.

El gobierno estatal acondicionó el gimnasio del Colegio de Bachilleres para albergar a cerca de 80 centroamericanos que arribaron la semana pasada de Piedras Negras, Coahuila.

Pero los migrantes siguen llegando a la ciudad, por lo que el gimnasio ya tenía 534 personas, y la Casa del Migrante comenzó a recibirlos otra vez, pero sólo a grupos de transexuales y personas en situación de extrema vulnerabilidad, como mujeres embarazadas y enfermos.

Y todos los días continúan llegando más personas provenientes de países como Cuba, Honduras, Guatemala, Congo, Angola, Camerún, Venezuela, Nicaragua, Colombia y distintos estados de México.

Además, autoridades de los tres niveles de gobierno se reunieron en El Paso, Texas, con mandos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés), que les aseguraron que en dos semanas más comenzarán a regresar diariamente a 10 personas no mexicanas a Ciudad Juárez, para que esperen aquí de tres a cuatro meses la aceptación o negación del asilo político.

Rogelio Pinal, director de Derechos Humanos del municipio, dijo que no se tienen los recursos para la manutención de los migrantes.

Óscar Rafael Contreras López, supervisor epidemiólogo del IMSS Zona Norte, indicó que entre 80 y 90 por ciento de los migrantes del gimnasio padecen enfermedades respiratorias.

POR LUNA MARTÍNEZ

¿Te gustó este contenido?