Frontera inalcanzable

Trabajadores dicen que alza en sueldos fue insuficiente. Gobierno señala que en 2019 no hubo impacto en empleo, pero sí en ingresos

PLAN TOTAL. El programa de Frontera Norte se basa en medidas complementarias. Foto: Especial

De acuerdo con el gobierno federal, el aumento de 100 por ciento al salario mínimo en 2019 en los municipios de la frontera norte no tuvo efectos estadísticamente significativos sobre el nivel de empleo, es decir, no se reportó desempleo, pero sí hubo impacto en el ingreso.

Se identificó que jóvenes entre 18 y 29 años, trabajadores sin escolaridad y mujeres fueron los grupos que más se beneficiaron por esta política pues aumentó su ingreso laboral, destaca el estudio sobre el incremento del Salario Mínimo en la Frontera Norte de México.

Para trabajadores en la zona fronteriza, el aumento salarial del año pasado fue bueno, pero aún así insuficiente, pues no se ve reflejado en sus bolsillos, porque simplemente no alcanza, dicen, y deben buscar un segundo trabajo.

Joel Pérez Hernández, empleado en una maquiladora de Matamoros, señala que su salario –ya con el aumento de 20 por ciento para 2020– es de mil 582 pesos a la semana, pero no cubre todos sus gastos, entre otras cosas, porque en la frontera la vida es más cara.

Es padre de familia, con una hija en secundaria y otro en universidad, y es uno de los más de 60 mil trabajadores distribuidos en 80 empresas que, a su decir, son los peor pagados en la zona, pese a que laboran de 06:45 a 19:45 horas, de lunes a viernes.

Prácticamente ahí se va la feria, no hubo una mejora. No alcanza, en realidad no alcanza. Haz de cuenta que soy obrero, pero hice cursos y doy mantenimiento a aires acondicionados. Buscamos trabajos extra los fines de semana. Ganamos poco más mil 500 pesos a la semana y pagas escuela, mandado, agua, luz, no sale, indicó.

Joel, quien labora en una empresa codificadores de cables, revela que además deben entregar a sindicatos hasta 4 por ciento de su salario. Ahorita todos los obreros nos estamos cambiando a otro, porque nos van a quitar el 1 por ciento y ahí ahorraríamos.

Una solución, dijo, es que la Comisión Nacional de Salarios Mínimos escuche al sector obrero y sus necesidades, y de esa manera opten por aumentar el sueldo hasta 350 pesos diarios, que les ayudaría a cubrir las necesidades básicas, pues, reiteró, viven en una de las fronteras con Estados Unidos más caras de México.

En tanto, el documento de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social señala que los resultados son consistentes en ambas fuentes de información: tanto con los datos del IMSS como con los de la ENOE (Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo) no se identificó que el aumento del salario mínimo hubiera generado desempleo.

Agrega que la hipótesis es que si el aumento del salario mínimo no afecta los niveles de empleo, se puede considerar esta vía como una posibilidad para mejorar la calidad de vida de aquellos empleados con menores ingresos.

POR CARLOS JUÁREZ

edp

¿Te gustó este contenido?



Escribe al menos una palabra.