Feministas colocan pañuelos verdes en bustos y esculturas históricas de Chiapas

Los colectivos de mujeres piden al Congreso local despenalizar la interrupción del embarazo en la entidad

Las activistas se solidarizaron con las mujeres de otros estados donde se gestan leyes que criminalizan el aborto. Foto: Especial
Las activistas se solidarizaron con las mujeres de otros estados donde se gestan leyes que criminalizan el aborto. Foto: Especial

El 8 de marzo, diversas organizaciones feministas colgaron una manta color verde en el puente Belisario Domínguez que atraviesa el Cañón del Sumidero; 20 días después volvieron a salir a las calles de San Cristóbal de Las Casas, Suchiapa, Coita y Tuxtla Gutiérrez para colocar pañuelos a los bustos que representan a personajes históricos de Chiapas, como el de Rosario Castellanos.

Hoy nos manifestamos en cuatro ciudades de nuestro estado, para continuar en la exigencia del reconocimiento cabal de nuestros derechos. Nuestros derechos no se consultan, no se negocian, el cuerpo de las mujeres no debe ser espacio de intereses ni debates públicos.

Las mujeres decidimos, el estado garantiza, la sociedad respeta y la iglesia no interviene. ¡Si Rosario viviera, con nosotras anduviera!, aseguró la activista Karen Dianne Limón Padilla.

En un comunicado de prensa, las integrantes de la Campaña Estatal por el Derecho al Aborto Legal en Chiapas, señalaron nuestro apoyo a nuestras compañeras de los estados de Hidalgo, San Luis Potosí, Estado de México y Tlaxcala, en donde recientemente han sido presentadas propuestas de reforma de ley para la despenalización de la interrupción del embarazo.

Hicieron un llamado al Congreso local la necesidad de legislar a favor de la no criminalización de las mujeres por decidir sobre sus propios cuerpos, de acuerdo al artículo 178 del Código Penal para el Estado de Chiapas.

La legislación vigente está claramente redactada sin sustento científico y desde el privilegio y la soberbia masculinas que desconocen los pormenores de los procesos de nuestros cuerpos y nuestra sexualidad. En un estado totalmente deficiente en educación sexual, acceso a métodos anticonceptivos, en donde se liberan feminicidas, se esteriliza a las mujeres sin su permiso y también se nos criminaliza por abortos espontáneos, denunciamos que obligar a las mujeres a llevar a término un proceso que no desean es una medida fascista que vulnera nuestra libertad, autonomía y dignidad.

Asimismo lamentaron la participación de la Iglesia en la vida pública y la legislación, pues la lucha también se concentra en un fin definitivo a la violencia obstétrica y la esterilización forzada; exigimos que se garantice el acceso a todas las personas a la educación sexual integral desde la educación primaria.

 

Para saber más: Despenalización del aborto, hasta el siguiente periodo: Mario Delgado

 

Por Jeny Pascacio

 

¿Te gustó este contenido?