Exempleados demandan a despacho de abogados vinculado con caso Infonavit

Los extrabajadores exigen el pago de liquidación y salarios adeudados desde el 4 de enero de este año en Nayarit

COAHUILA ES LA SEGUNDA ENTIDAD –DE SIETE QUE ESTÁN
RELACIONADAS– QUE DE MANERA FORMAL INDAGA A PERSONAL JUDICIAL
POR EL PRESUNTO FRAUDE CONTRA DERECHOHABIENTES DEL INFONAVIT
COAHUILA ES LA SEGUNDA ENTIDAD –DE SIETE QUE ESTÁN RELACIONADAS– QUE DE MANERA FORMAL INDAGA A PERSONAL JUDICIAL POR EL PRESUNTO FRAUDE CONTRA DERECHOHABIENTES DEL INFONAVIT

TEPIC. Al menos 18 exempleados de la firma M & S Despacho Molrod, Silber y Asociados S.C., demandó al bufete ante la Junta de Conciliación y Arbitraje del Estado de Nayarit para exigir el pago de liquidación y salarios adeudados desde el 4 de enero de este año; el despacho estaría presuntamente relacionado con el caso Infonavit, por el despojo de viviendas.

En entrevista, Luis (quién por cuestiones de seguridad evitó dar su nombre real), explicó que desde el 10 de diciembre, cuando la Fiscalía General del Estado aseguró las dos oficinas del despacho en Tepic, un grupo de 80 trabajadores solicitó el finiquito por su trabajo y hoy, 18 decidieron demandar.

Hicimos solicitud de que se nos pagará el finiquito o que, si no, íbamos a tomar lo que es la demanda. Hicieron caso omiso. Pero dos días después, se nos depositó una cantidad de dinero en nuestra cuenta, que era parte de aguinaldo y dijeron que una vez pasados los días íbamos a regresar a trabajar indicó.

 

 

Además, mencionó que el día 3 de enero de 2019, en una reunión con sus superiores, les pidieron sus datos para iniciar amparos contra lo que pudiera hacer la fiscalía sobre ellos, y les entregaron documentos sin firmas y sellos de autoridades competentes.

No parecía real. Nos citaron en un restaurante y fue el último pago y una copia del amparo, pero parecía redactado por ellos; no estaba certificada, sin sellos. Posteriormente empezaron con que nos íbamos a reunir para saber la situación del despacho y la notaría, declaró.

Según el trabajador, el despacho trabajaba como filial de una notaría (la número 3 de San Blas) y del Infonavit, incluso trabajaron, señaló, para obtener una certificación –ISO2008-9001– con personal que se identificó como del Infonavit, y con ello tuvieron acceso directo a plataformas del instituto.

 

 

Finalmente expuso que cuando había reuniones con personas externas al despacho, les daban el día o les pedían que se mantuvieran en silencio sin salir de su área de trabajo.

Cuando había reuniones nos decían que no fuéramos a trabajar, nos daban el día pagado, no era frecuente, pero si llegaba alguien apuesta cerraba nos decían que no saliéramos de nuestra área y que estuviéramos en silencio.

Alejandro, otro trabajador expresó que desde el 4 de enero sus superiores dejaron de contestarles los teléfonos y que no han querido negociar los pagos; mencionó que el trabajo que realizaban era mecanizado y que las diversas áreas desconocían entre sí lo que realizaban.

Relató que el día del aseguramiento a sus oficinas, la Fiscalía del estado les permitió llevarse sus pertenencias, aunque el despacho les pidió que continuarán en sus domicilios, con el trabajo pendiente, porque regresarían a laborar.

Se presentan y se identificaron con orden de cateo, se hace el protocolo de que dejemos las cosas, se nos habló claro. No tengo problema con el actuar de la Fiscalía. No hubo golpes y tortura, fue tranquilo, afirmó.

Reveló que había sellos de juzgados que se mantenían bajo llave y que les indicaron que las autoridades se los facilitaron para agilizar el trabajo y disminuir las diligencias.

Junto con sus otros compañeros interpondrán una denuncia ante la Fiscalía General del Estado contra quien resulte responsable, de cualquier atentado hacia ellos o su familia.

Por Karina Cancino / Corresponsal

cfe

¿Te gustó este contenido?