En el limbo, 10 mil abuelos

Adultos mayores de entre 65 y 67 años se quedan sin pensión, por burocracia

El programa estatal sólo da apoyo a quienes tienen de 60 a 64 años. Foto: Especial
El programa estatal sólo da apoyo a quienes tienen de 60 a 64 años. Foto: Especial

Alrededor de 10 mil adultos mayores en situación de vulnerabilidad en Colima, que tienen entre 65 y 67 años, no reciben pensión del gobierno; sin embargo, quienes tienen de 60 a 64 años y más de 68 sí pueden acceder a un apoyo, debido al cambio de reglas de operación del programa federal y la falta de actualización del estatal.

El programa estatal denominado Tu pensión es mi compromiso otorga una pensión bimestral de mil 160 pesos a 3 mil 500 adultos mayores de 60 a 64 años 11 meses de edad, que estén en situación de vulnerabilidad económica, mientras que el gobierno federal entrega 2 mil 500 pesos bimestrales a personas mayores de 68 años, sin importar que cuenten con otra pensión.

En aquel tiempo existía una pensión federal que daba apoyos a partir de los 65 años, por eso diseñamos el programa para complementar esa pensión, dando apoyos a las personas que calificaran en la situación de vulnerabilidad y que tuvieran de 60 a 64 años, explicó el gobernador José Ignacio Peralta.

Por su parte, la secretaria de Desarrollo Social, Valeria Pérez Manzo, justificó que no pudieron cambiar las reglas de operación, debido que no les alcanzó el tiempo para modificar el presupuesto.

Esto ocurrió en víspera de que nosotros ya teníamos aprobado un presupuesto de egresos estatal; nosotros, para conseguir esos aumentos presupuestales ya cuando arranca el año, es muy complejo (…) Este año lo vemos muy complejo poder apoyar este segmento de la población que quedó desprotegido por el gobierno federal, explicó la funcionaria.

Al respecto, Peralta Sánchez criticó que ante la escasez de fondos, haya autoridades que den apoyo a quien no lo necesita.

No podemos dilapidarlo (el recurso), no podemos desperdiciarlo entregándolo a quien no lo necesita; el recurso tiene que ir destinado con mucho cuidado a quien más lo necesita, a las personas y a los grupos poblacionales que tienen mayor vulnerabilidad, expresó el mandatario estatal.

La secretaria de Desarrollo Social explicó que un ejemplo de eso son las pensiones que el gobierno federal otorga a aquellos adultos mayores que ya reciben otra pensión por parte del IMSS o del ISSSTE.

Por Martha de la Torre

¿Te gustó este contenido?