En casa, los tres indultados por el Sultán

Embajador agilizó proceso de sentenciados a muerte en Malasia; ya están en Culiacán

HERMANOS. Regino, Luis y Simón volvieron a su tierra natal. Ayer fue su primer día en casa. Foto: KAREN BRAVO
HERMANOS. Regino, Luis y Simón volvieron a su tierra natal. Ayer fue su primer día en casa. Foto: KAREN BRAVO

CULIACÁN. Tras más de una década en una cárcel de Malasia, en la estuvieron a un paso de la horca, los hermanos González Villarreal volvieron a ver el amanecer en esta ciudad.

El perdón del sultán Ibrahim Ismail Ibni Almarhum permitió que Regino, Simón y Luis fueran repatriados a México, luego de estar presos desde 2008, cuando fueron detenidos en un operativo antidrogas.

Regino explicó que su caso estuvo atorado los primeros seis años, pero la llegada de Carlos Félix, embajador de México en Malasia, agilizó los trámites.

La estancia en Malasia fue difícil: además del idioma, los mexicanos sólo recibían el apoyo y las visitas del embajador.

En una primera instancia, los tres fueron condenados a muerte por tráfico de drogas. Aunque en la apelación fueron sentenciados a cadena perpetua, los hermanos obtuvieron dos veces el perdón del sultán de Malasia, en menos de un año, para quedar en libertad.

La travesía culminó la noche del 10 de mayo, cuando llegaron de sorpresa a su casa.

Por KAREN BRAVO

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
EstadosLa consejera Dania Ravel impulsa el derecho a cambiar datos en credencial. Foto: Especial

Solicitan modificar su identidad