El horror de encarar al feminicida de Ecatepec

Madres de desaparecidas exigen estar en las audiencias; el acusado narró a una su método

El horror de encarar al feminicida de Ecatepec. Foto Especial
El horror de encarar al feminicida de Ecatepec. Foto Especial

ECATEPEC. Sin remordimientos visibles, Juan Carlos N relató a los padres de Luz del Carmen lo que hizo con su hija. En 10 minutos confirmó el destino trágico de la menor de 13 años de edad que desapareció en 2012. Quienes lo vieron aseguran que habló con la naturalidad de quien cuenta de un suceso cotidiano.

Al menos 30 madres de familia miraron el rostro de Juan Carlos N, con la intención de identificar en él a quien pudo ser el victimario de su hija. Detrás de un cristal que le impedía al acusado saber quién lo observaba, pasaron en grupos de cinco. Araceli y Jorge lo reconocieron.

El sujeto, que se presume le quitó la vida a 20 mujeres, era el mismo con quien los padres de Luz del Carmen habían convivido en varias ocasiones. Ahora sabían que era el asesino de su pequeña.

Como si viera un álbum de productos en venta, el ahora vinculado a proceso, junto con su esposa, Patricia N, por los delitos de inhumación y exhumación ilegal, miró las fotos de más de 50 mujeres que el colectivo Red de Madres Buscando a sus Hijos le mostró antes de ser llevado al penal, para saber si reconocía a alguna de las desaparecidas.

–Te voy a mostrar ahora fotos de mujeres que son de la Ciudad de México –le dijo Leticia Mora, representante del colectivo a quien sólo una reja la separaba de los detenidos.

–A ver sí, sí muéstramelas… ¿Esta, cómo ves? –decía Juan Carlos al consultar un rostro con su pareja y cómplice en las galeras; no reconoció ninguna.

–No, si tú me enseñas de prostitutas, pues esas sí te las voy a reconocer porque yo maté muchas prostitutas –le dijo a Leticia, mientras la miraba a los ojos, sin bajar la cabeza.

Narra las cosas como si lo estuviera viviendo, porque lo recuerda perfectamente, refiere Leticia, que fundó el colectivo con el que comenzó a buscar a su hija Georgina Ivonne, en 2011, en Atizapán; la halló sin vida más de dos años después.

Ayer, la impotencia de decenas de madres que tienen a sus hijas desaparecidas se respiró en los alrededores del Centro Penitenciario y de Reinserción Social de Ecatepec.

Y es que, aunque Juan Carlos se adjudicó 20 feminicidios, tanto él como su pareja Patricia, aún no están vinculados a proceso por ese delito.

Ayer, la pareja de supuestos feminicidas tuvo dos audiencias. Una, en la que fueron vinculados por violación a las leyes de inhumación y exhumación de cuerpos, así como contra el respeto a los muertos.

A la primera pudieron entrar las madres de víctimas de desaparición. Pero para la segunda, en la que se abordó la acusación de trata de personas, por la venta de una bebé de dos meses de edad, ya no les permitieron entrar.

Cerca de las 13:00 horas, algunas madres de las víctimas e integrantes de la red bloquearon los accesos de los juzgados, luego de que les negaron el ingreso a la audiencia.

Aseguran que una mujer, identificada como Carmen Zamora, de Derechos Humanos, fue quien ordenó no dejarlas pasar. Esta persona, a la que ni la autoridad ni los padres reconocen, está acusada también de lucrar con algunas madres.

Se prevé que este viernes se lleve a cabo la audiencia de imputación por el feminicidio de una mujer de 28 años de edad.

Ayer, peritos de la Fiscalía del Estado de México catearon un predio en la sección Montes de Jardines de Morelos. En ese lugar vivió la pareja en 2012. Se presume que ahí habitaban cuando la menor Luz del Carmen desapareció.

 

POR JOSÉ RÍOS Y ANTONIO BAUTISTA

jrr

 

¿Te gustó este contenido?