Edomex, número uno en linchar a bandidos

Estudio de la UAM advierte que en el Estado de México se hizo justicia con propia mano en 191 casos, en los últimos 20 años

Foto José Ríos
Foto José Ríos

Ustedes nunca se paran a trabajar pinches muertos de hambre. Por eso merecen morir así, como los perros que son, grita una alterada mujer mientras videograba con su teléfono la agonía de un asaltante que fue asesinado por los propios pasajeros a bordo de un autobús en Chimalhuacán.

En el mismo video se escucha el llanto de la pequeña hija de la usuaria asaltada. Está impactada, pues el rostro del ladrón está a unos pasos de ella, bañado de sangre, tras recibir innumerables golpes y un disparo con su propia arma.

OJO POR OJO, PIDEN

Pese al aumento de patrullaje en municipios del oriente, sus habitantes consideran que hacer justicia por su propia mano es la mejor forma de inhibir la delincuencia.

En los últimos 20 años, de manera paulatina han aumenta- do los linchamientos en contra de presuntos criminales.

Así lo revela el estudio Violencia social: geografía de los linchamientos en México, realizado por los investigadores de la Universidad Autónoma Metropolitana, Raúl Rodríguez Guillén y Norma Ilse Veloz Ávila.

El texto es la única referencia que cuantifica el número de estos casos, pues las agencias de seguridad pública no tienen un registro que muestre la incidencia. Para recopilarlo, los especialistas se basaron en notas periodísticas que informaban sobre este tipo de actos.

En los municipios de Ecatepec, Valle de Chalco, Ciudad Nezahualcóyotl y Texcoco es donde han ocurrido más casos de linchamiento, que en su mayoría se vincularon directamente con robos, violación e incidentes viales.

VECINOS VIGILANTES.

Con todo y más patrullaje, cámaras de videovigilancia y casetas de policías, en casas de las colonias Valle de Aragón y Plazas de Aragón, en Ciudad Nezahualcóyotl, cuelgan mantas donde amenazan a quienes pretendan o cometan un asalto.

Los mensajes en las mantas van desde, ¡Si te agarramos, te linchamos!, hasta la amenaza contundente, ¡Ojo Ratero! No te atrevas a robar porque te vamos a linchar ¡Haremos justicia con nuestras propias manos!.

Es la manera de cuidarnos, dijo Irving, administrador de un portal que recibe denuncias.

 

 

Por José Ríos 

¿Te gustó este contenido?