Detectan 52 focos de inundación

Se localizan en avenidas y bulevares, y su condición se debe al taponamiento del drenaje por acumulación de basura

ZONA CONURBADA l El nuevo documento incluirá información de la zona conurbada, carreteras y zonas inundables que se han formado con el tiempo. Foto: Enfoque
ZONA CONURBADA l El nuevo documento incluirá información de la zona conurbada, carreteras y zonas inundables que se han formado con el tiempo. Foto: Enfoque

En la ciudad de Puebla existen 52 puntos vulnerables a inundaciones por lluvia, identificados por el Sistema Municipal de Protección Civil, que requieren una atención conjunta entre varios niveles de gobierno. De acuerdo con el director de Protección Civil del municipio, Gustavo Ariza Salvatori, las principales zonas de riesgo están en avenidas y bulevares que observan saturación en sus sistemas de drenaje, principalmente porque las personas tiran la basura en la calle.

Dijo que han solicitado, a través de campañas de publicidad, que los poblanos se abstengan de tirar basura en la vía pública, ya que esta situación ocasiona un taponamiento en el sistema de drenaje y la acumulación de basura.

Además, existen en la ciudad de Puebla 72 barrancas que rodean principalmente a la zona conurbada y que en temporada de lluvias representan un punto de atención para las autoridades, de manera adicional a los vasos reguladores, calles, avenidas y drenajes.

En la capital existen 2 mil 400 kilómetros de red sanitaria, mil 100 de desahogo pluvial, por lo que las autoridades ya han contabilizado sitios en los que se ha puesto mucha mayor atención, como la Calzada Zavaleta, Santa Cruz Buenavista, Las Torres, 14 Sur, Ciudad Universitaria, los Distribuidores Vial Zaragoza, Margaritas y Avenida Nacional.

Otros de los puntos que se consideran de riesgo en la ciudad están ubicados en el primer cuadro y tienen que ver con las casonas que no han recibido mantenimiento adecuado, las cuales hasta el último censo oficial suman 14. Sin embargo, debido a que algunas fueron catalogadas como patrimonio histórico, se necesita la autorización del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Como medidas de prevención, Protección Civil, en colaboración con la Agencia Estatal de Meteorología, indica que es muy importante permanecer atento a las informaciones oficiales transmitidas a través de las emisoras de radio y de otros medios, y seguir las indicaciones que se den.

Entre las medidas que se deben adoptar en las viviendas están retirar del exterior los objetos que puedan ser arrastrados por el agua. Revisar, cada cierto tiempo, el estado del tejado, el de bajadas de agua de edificios y de los desagües próximos. Colocar los documentos importantes y productos peligrosos, en lugares de la casa en los que el riesgo de que se deterioren por la humedad o se derramen, sea menor. No estacionar vehículos ni acampar en cauces secos, ni a la orilla de ríos, para no exponerse a crecidas de agua.

POR CLAUDIA ESPINOZA

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
EstadosGabriel Biestro

Priorizan el gasto 2020