Desplazados en Guatemala, dos años en tierra de nadie

A dos años de ser expulsados de su hogar, 416 personas viven en condiciones de supervivencia y sin atención en un campamento en el límite entre México y Guatemala

Las organi- zaciones Voces Mesoameri- canas y la Red TDT apoyan su retorno. Foto: Marcopolo Heam
Las organi- zaciones Voces Mesoameri- canas y la Red TDT apoyan su retorno. Foto: Marcopolo Heam

Frente a la laguna se detiene don Saturnino; dice que el agua es tan clara como el espejo que refleja los días nublados.

Los niños en este lugar eran muy felices, lamenta, mientras observa las ruinas de lo que antes fue su hogar. Volvió a su tierra, camina por las veredas y recuerda con nostalgia su vida antes del 2017.

El 2 de junio se cumplieron dos años del desplazamiento forzoso de 416 indígenas mayas de Laguna Larga, municipio de San Andrés, del Departamento El Petén, Guatemala. Los acusaron de narcomadederos, traficantes de armas y de narcotráfico; hoy viven en un campamento de más de 100 chozas en la brecha fronteriza entre México y Guatemala.

Reciben apoyo alimentario del gobierno de Guatemala cada cuatro meses: frijol, arroz y dos cajas de cereal. Pero es insuficiente; no tienen atención médica, ni medicamentos para atender las enfermedades.

En dos años, ocho personas han muerto: cuatro adultos y cuatro menores; la última fue una recién nacida. La mitad de la población aún se recupera de la varicela, incluso embarazadas.

Los servicios de salud los atienden cada 15 días, pero los medicamentos no alcanzan ni son los adecuados ante las constantes enfermedades. No hay sanitarios ni agua potable.

En este contexto crecen 32 recién nacidos: 26 nacieron en el hospital de La Candelaria, en Campeche, y seis en el campamento en la franja fronteriza.

Son víctimas de desnutrición, infecciones gastrointestinales, tos, gripe y enfermedades de la piel; los adultos sufren depresión y, algunos, diabetes.

Aún confían en que las hierbas ayuden a tolerar la fiebre o el dolor, como el caso de Mirna Maribel Ponce, de 33 años, quien tiene diabetes.

Luego del desalojo hace dos años, la operaron del pie izquierdo y hace poco le quitaron un dedo del pie derecho; y hace pocas semanas notó que otro dedo estaba infectado pero no ha recibido atención.

LOS NARCOS POBRES

Don Tino, líder moral de la comunidad, explica que, en septiembre de 2017, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) les otorgó medidas cautelares.

Nosotros somos de origen maya y tenemos derecho a un pedazo de tierra y a que no nos marginen, dice.

En la Reserva de Biósfera Maya, desde el 2009 iniciaron el desalojo de las comunidades dentro del Parque Nacional y el área de usos múltiples, que incluye la Laguna Larga, con una superficie, según el polígono, de 10 mil 603 hectáreas.

Existen muchos recursos naturales renovables y no renovables que han despertado intereses económicos en esa región: petróleo, gas natural, reserva de maderas preciosas, arqueología, agua, flora y fauna.

El abogado Rubén Domínguez, del Bufete Jurídico de Derechos Humanos en Guatemala, señala que se trata de un plan para concesionar las tierras para megaproyectos. Esto ha provocado que expulsen a las comunidades de los territorios que han ocupado ancestralmente.

Aunque estos despojos los han abanderado en la protección de los recursos naturales, permitirán que empresas transnacionales exploten esas tierras.

Se sabe que los países que tienen interés en el área son Estados Unidos, Canadá, Brasil, Alemania e Inglaterra.

También es una zona donde se mueven grupos del crimen organizado dedicados al narcotráfico, y las comunidades quedan en medio o son expulsadas por el gobierno o son atacadas y amenazadas por la delincuencia, explica el abogado.

Las constantes enfermedades acechan a los pobladores. FOTO: MARCO POLO HEAM
Dos profesoras guatemaltecas van cada 15 días a atender a los niños. FOTO: MARCO POLO HEAM
Cuentan con un equipo de futbol que recibe respaldo a través de algunas donaciones. FOTO: MARCO POLO HEAM
Viven en un campamento de más de 100 chozas en la frontera entre México y Guatemala. FOTO: MARCO POLO HEAM

Por Jeny Pascacio

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
EstadosREDUCCIÓN La cifra de migrantes poblanos a EU disminuyó de manera considerable este año debido a la política migratoria que aplica Donald Trump. Foto: AP

Remesas dan alivio a 164 municipios